Ourense

Rebelión en DO: los críticos a Jácome toman las riendas del grupo municipal

Ourense

Crisis en el Concello de Ourense

Rebelión en DO: los críticos a Jácome toman las riendas del grupo municipal

photo_camera
María Dibuja, Miguel Caride, María Teresa Rodríguez y Manuel Álvarez, los díscolos de DO, en rueda de prensa. (FOTO: José Paz)
photo_cameraphoto_camera María Dibuja, Miguel Caride, María Teresa Rodríguez y Manuel Álvarez, los díscolos de DO, en rueda de prensa. (FOTO: José Paz)
Piden la suspensión cautelar de las dotaciones y el alcalde reivindica que "la gente votó por mí"

Los ediles críticos de Democracia Ourensana han dado un paso adelante en su rebelión contra Jácome y exigen hacer valer su mayoría en el grupo municipal para dar marcha atrás a las últimas decisiones tomadas por el alcalde, del que no reconocen autoridad sobre ellos, al haberse quedado en minoría.  Los cuatro concejales (Maite Garrido, Miguel Caride, Manuel Álvarez y María Dibuja) presentaron ayer un escrito dirigido al alcalde en la Secretaría Xeral del Pleno en el que exigen que se suspendan cautelarmente las dotaciones económicas que recibe DO, que se restituya a Miguel Caride como portavoz y se revoque a Armando Ojea –único edil afín a Jácome– y que devuelva a sus puestos a los tres trabajadores del grupo cesados, basándose en la legislación vigente.

Apelando a su mayoría, exigen que se revoque la decisión de sustituir a Caride, ya que no fue adoptada por la mayor parte del grupo como recoge la jurisprudencia en otros municipios españoles. La segunda petición es la "suspensión cautelar" de las dotaciones que recibe DO "mientras no se designe un responsable económico" que conforme la contabilidad específica. Esto lo fundamentan en que no les consta que este dinero se esté destinando "a fines municipales" y que Jácome lo gestiona de forma "exclusiva y excluyente".

El propio regidor se ha negado  a mostrar públicamente las cuentas aunque recientemente afirmó que la parte principal de los recursos que recibe los destina a su propia televisión. En todo caso, a inicios de septiembre los grupos ya recibieron las asignaciones (atrasos de los dos primeros trimestres y las correspondientes al tercero) tras ser aprobadas en un decreto del 21 de agosto del que se informó en el pasado pleno. Por tanto, de tomarse esa medida, solo afectaría al último trimestre.

En tercer lugar, requieren que Jácome –"responsable de la gestión económica del grupo hasta la fecha"– muestre en el pleno los justificantes de gastos e ingresos. Por último, exigen que se revoque la decisión de cesar a tres trabajadores eventuales del grupo, restituyéndolos inmediatamente", al considerar que la decisión fue "contraria a derecho".

Jácome: "No están en el partido"

Jácome manifestó ayer lunes que los díscolos "no están en el partido" y reivindicó que "todo el mundo sabe que la gente votó una lista encabezada por mí". 

Los autónomos, en espera de un gobierno

Mientras los díscolos siguen moviendo ficha, el actual alcalde continúa sin poder conformar una junta de gobierno hasta que el edil Telmo Ucha tome posesión en el próximo pleno. Pese a ello, intenta dar sensación de que la ciudad no se paraliza . Ayer mismo, Jácome presumía del "desbloqueo" de las ayudas a autónomos, que atribuyó a la "reformulación" de la redacción de las bases del "city manager", "nun novo documento que solventa a maioría dos reparos que a intervención municipal realizara". El regidor mostró su intención de llevar su aprobación a junta de gobierno antes de que acabe el mes, aunque de momento es incapaz de constituir este órgano.  Precisamente, ayer la presidenta de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO), Marisol Nóvoa, insistió en la reunión de la junta directiva  en la "urgente necesidad de que se reconduzca la situación de crisis en el Concello  para que tanto los proyectos en marcha como las ayudas prometidas puedan materializarse". 

Por último, Jácome intenta purgar lo que tenga que ver con el PP, su exsocio de gobierno, y ayer anunció que en una semana cesará al personal eventual del PP, una vez "remate cos traballos que está a realizar". 

Baltar asegura que el pacto en la Diputación“sigue vivo"

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, defendió ayer que el pacto en el gobierno provincial "sigue vivo", porque los pactos son "entre partidos", tras abordar la situación con Miguel Caride, e instó a Jácome a irse: "Se eu soubse que gran parte do meu grupo non está comigo, iríame, como faría o 99,99% das persoas". Baltar mostró su apoyo a la suspensión del pacto en el Concello y tildó de "gravísimas" las acusaciones que pesan sobre Jácome, a quien ve "culpable" de la crisis por perder la confianza de su grupo y provocar que Ourense "non teña goberno, senón só un alcalde".

El también presidente de PP de Ourense cree que el regidor no tiene intención de dar explicaciones y quiere "aferrarse".  Además,  abre la puerta a una moción de censura si no dimite. Baltar negó que hubiese tenido algún papel en la crisis: "Non tomei ningún café con eles, nin sequera teño os seus móbiles". 

En cuanto a la gobernabilidad de la Diputación, Armando Ojea, edil afín a Jácome en el Concello, sigue siendo vicepresidente y miembro de su junta de gobierno. "Se vota en contra das decisións do goberno será cesado por perda de confianza, pero ata agora sempre estivo a favor", dijo Baltar. Ayer mismo, Ojea no acudió a  la junta de gobierno. Por último, Baltar incidió en que, tras hablar con Caride,  "non hai ningunha turbulencia".

Por su parte, Jácome insistió en que el pacto está "roto" y negó que Caride represente a DO: "Sería el colmo".