Ourense

El Sergas rescatará Piñor para hospitalización durante el pico

Ourense

Crisis del coronavirus

El Sergas rescatará Piñor para hospitalización durante el pico

Vista del hospital de Piñor, adonde se derivarán ingresos si hay saturación.
photo_cameraVista del hospital de Piñor, adonde se derivarán ingresos si hay saturación.
El psiquiátrico se habilita para acoger ingresos en vistas del incremento de pacientes que se espera

 El área sanitaria de Ourense se reorganiza para hacer frente a la  pandemia del coronavirus, que exige optimizar los recursos al máximo para ampliar la capacidad asistencial que se espera en estas próximas semanas. El hospital de Piñor, que funciona desde 2012 como psiquiátrico y acoge también la unidad de Rehabilitación,  se va A reutilizar  para volver a tener hospitalización, al igual que dos unidades más en el Materno Infantil.

 La gerencia del área sanitaria amplía recursos ante la llegada del pico del COVI-19 en los próximos días y rescatará para uso de hospitalización convencional el hospital de Piñor, donde podrías ubicarse pacientes sospechosos de COVID-19  de baja complejidad. Es una de las grandes novedades de la reorganización sanitaria, que la gerencia comunicó ayer a los representantes de los trabajadores. 

El centro de Piñor cerró sus puertas como hospital del Sergas para Medicina Interna y Rehabilitación  el 30 de junio de 2011 para acoger a partir de 2012 a los pacientes provenientes del psiquiátrico de Toén, hoy abandonado.

DESDE EL LUNES

Desde el lunes se trabaja en la habilitación de la planta primera del hospital de Piñor, que estaba en desuso, y la segunda, ambas para hospitalización convencional. Actualmente, en la segunda planta había pacientes psiquiátricos  en rehabilitación crónica, así como residenciales. Según el presidente de la  Comisión de Centro, Fernando Rivas, se les comunicó que los pacientes se trasladarán a la Casa Dioscesana de Ejercicios cedida por el Obispado en Vistahermosa. Este recinto no vale para hospitalización convencional", apuntaron fuentes sanitarias. 

 

La Casa de Ejercicios del Obispado cuenta con 40 habitaciones con baño, cocina y dos comedores separados. Además, tiene 32 plazas de aparcamiento y un amplio jardín. Este espacio se utilizaba para reuniones de ejercicios, pero está ahora en desuso ante el obligado parón de la Iglesia por el estado de alarma. 

Responsables del área sanitaria acudieron ayer a visitar esa instalación con personal del Obispado, que había puesto a disposición de la Subdelegación del Gobierno estas instalaciones. Los responsables dieron el visto bueno a la ubicación en el mismo de los pacientes que estaban hasta ahora en Piñor. 

MÁS NOVEDADES Esta no es la única novedad del plan establecido por la gerencia, que incluye también la habilitación para uso potencial de hospitalización las plantes cuarta y novena del Materno Infantil. 

 

"Estase facilitando todo o que sexa, a ver que sucede", apuntó Rivas, que ve positivo el cambio, pero también muestra algunos temores, como que "non haxa persoal cualificado". 

Los responsables del área sanitaria adoptaron estas medidas ante el incremento que se prevé en las necesidades de hospitalización en pacientes COVID-19. Todas las decisiones fueron tomadas tras escuchar al comité clinico de seguimiento de la pandemia.  Ahora, en un plazo breve de tiempo se procederá al traslado de los pacientes que están en Piñor.