Ourense

Solidaridad de otra dimensión

Ourense

Crisis del coronavirus

Solidaridad de otra dimensión

Tres voluntarias montan las protecciones sanitarias .// Miguel Ángel
photo_cameraTres voluntarias montan las protecciones sanitarias .// Miguel Ángel
El colectivo "Maker" de Ourense elabora sin descanso viseras sanitarias con impresoras 3D. Ya han repartido las primeras remesas y confían en seguir con su labor de grupo hasta que la situación mejore.

Quedó claro desde el comienzo de la crisis del COVID-19: se necesita material de protección para los sanitarios y trabajadores de "primera línea".  Gobiernos estatales, autonómicos y locales se han puesto manos a la obra con desigual fortuna. Pero también los ciudadanos. Cada uno según sus posibilidades. Lo saben bien los cerca de medio centenar de integrantes del colectivo "Maker" en Ourense. Son personas creativas y con inquietudes artísticas, de diferentes sectores, que se unen para dar rienda suelta a sus ideas. Y ahora sus ideas se centraron en la lucha contra el coronavirus. Por eso se han centrado en la fabricación de viseras de protección elaboradas a través de impresoras 3D.
"Ya en China utilizaron este sistema para conseguir cosas que no tenían. Nosotros empezamos a organizarnos para hacer viseras, que es lo menos peligroso. Como ya nos conocíamos y habíamos trabajado juntos, más la unión de La Molinera, lo decidimos. Fueron días de trabajo muy intenso, desde el sábado pasado hasta el martes, para intentar sacar las cosas, conseguir los materiales, lograr las primeras donaciones para aliviar el desembolso económico...", recuerda Telmo López, integrante del grupo "Maker" ourensano. 

ma_2020_03_27_1382

Una labor exigente que ya dio sus frutos. Ahora mismo profesionales sanitarios están más seguros en esta "guerra" contra la enfermedad gracias al trabajo de un colectivo de voluntarios que ha decidido dar un paso hacia delante. "Hemos entregado material todos los días desde el pasado martes. Este fin de semana no habrá entregas, pero continuaremos el lunes. Son materiales más indicados para el personal sanitario. Pero hay otros sectores a los que les pueden venir bien y estamos repartiendo para llegar a todas partes"., afirma.

Fuerza grupal
No todo el mundo imprime, claro, pero cada uno ayuda en diferentes facetas. "Gente que colabora a montarlas en La Molinera, para finalizar el proceso, otros que llevan las redes sociales para lograr más visibilización... Echar una mano siempre es positivo", señala López.
La idea es continuar hasta donde puedan. Si se les acaban los materiales tendrán que dejarlo, aunque esperan que la situación mejore antes de que eso ocurra. Llegarán hasta donde puedan dejando claro que la unión hace la fuerza.