Ourense

Fabien agranda la lista de destrozos millonarios en Ourense

Ourense

tEMPORAL

Fabien agranda la lista de destrozos millonarios en Ourense

Un árbol en la Universidad Laboral.
photo_cameraUn árbol en la Universidad Laboral.
Fabien derribó árboles -uno dejó herido un conductor en Cortegada-, cortó carreteras, arrancó tejados y deja a 27.000 vecinos sin suministro eléctrico

El temporal de lluvia y viento comienza a remitir después de dejar un rejero de daños a lo largo de toda la provincia. La lluvia aún continuará hoy domingo pero de forma intermitente. Hoy, primer día de invierno, un anticiclón comenzará a ganar espacio, dejando un tiempo más seco y soleado.

Fabien, la sexta borrasca que llegó este año a Galicia, golpeó con fuerza la provincia –se alcanzaron rachas de 126 kilómetros en O Xurés, 121 en Beariz y 176 en Manzaneda– sin darle tiempo a recuperarse de las inundaciones y desperfectos que ocasionó el pasado viernes Elsa.

Los concellos, caso de Verín, Xinzo, Ribadavia, Cortegada, O Barco, O Bolo, Monterrei y Baños de Molgas, cuantifican en miles de euros los destrozos en las instalaciones públicas . Los regidores están a la espera de que los ríos absorban el agua para hacer valoraciones concretas. "Tenemos desprendimientos en carretas. Cayó el muro de la piscina y un mural. Los daños son de consideración", apuntó el regidor de Riós, Francisco Armado Veiga.


Descenso de caudal


El caudal de los ríos descendió en la mañana de ayer, aunque quedaban zonas anegadas en la comarca de A Limia, pero la llegada de Fabien, sobre las cuatro de la tarde, volvía a poner en alerta a los efectivos de emergencias (GES, bomberos, Protección Civil, Policía Local, y Guardia Civil) en alerta. El nivel del Miño ganó un metro  de altura, pasó de siete a ocho, en apenas tres horas. A las 21,00 horas arrastraba 2.867 metros cúbicos de agua por segundo (el viernes a esa hora llevaba 3.489 metros cúbicos). "Estamos en prealerta por venida de agua", afirmaban en el parque de bomberos ourensano. Los efectivos de la ciudad no tuvieron que intervenir por desbordamiento del caudal de río, pero solo durante la mañana registraron una veintena de intervenciones: retirar  árboles que cayeron sobre las vía del tren (un tren tuvo que salir con retraso), tendidos eléctricos  y recoger tejas que se desprendieron de edificios.   Los efectivos también subsanaron anomalías en el alumbrado navideño  y acordonaron un tramo de vial en Velle al abrirse un brecha en el asfalto.

La presa de Velle fue punto de referencia ayer para numerosos ourensanos. Unos simplemente contemplaban la crecida y otros la inmortalizaban con sus teléfonos móviles y cámaras de fotos.


Cede un Puente


Los efectivos de Protección Civil de O Bolo cortaron la carretera entre O Xeixo y Barxa al ceder el pilar de un puente. La caída de árboles se sucedieron en todos los municipios. En Cortegada, un roble de gran tamaño se desplomó sobre el vehículo de un brigadista de Naturgy cuando se disponía a subsanar una avería en el tendido eléctrico. El trabajador, que fue rescatado por el GES de Ribadavia, resultó herido.

Los trabajadores de la empresa eléctrica tuvieran una jornada de trabajo intensa. El vendaval  mantenía, a las 21,00 horas, a  un total de 27.000 vecinos de la provincia (78.000 en Galicia) sin suministro eléctrico en sus viviendas, naves industriales y agrícolas. Las averías fueron por caídas de árboles sobre tendidos y postes.

En Ribadavia, el tren que cubría la línea Vigo-Barcelona chocó contra un árbol (no se registraron heridos) que cayó sobre la vía férrea. El convoy tuco que ser remolcado por una máquina hasta la estación de Ourense, según Adif. 


Alerta Roja por inundaciones en la zona  de O Ribeiro


La Hidrográfica Miño-Sil activó la alerta roja por inundaciones en la comarca de O Ribeiro ante el elevado cauce de los ríos Miño y Avia, que mantienen inundadas instalaciones deportivas, espacios de recreo y varias carreteras y pistas. Los efectivos del GES registraron medio centenar de salidas por, además de inundaciones, caídas de árboles, uno sobre la vía férrea, postes del tendido eléctrico y desprendimiento de vallas y cubiertas. En Carballiño, un árbol cortó el acceso a la depuradora de agua.