Ourense

Coronavirus en Ourense | La tercera ola ya obliga a reprogramar operaciones en el CHUO

Ourense

Lucha contra el coronavirus

Coronavirus en Ourense | La tercera ola ya obliga a reprogramar operaciones en el CHUO

Ourense. 16/12/2020. Hospital público de Ourense.
Foto: Xesús Fariñas
photo_camera Xesús Fariñas
En el área sanitaria de Ourense hay cerca de un centenar de personas hospitalizadas

La gerencia del área sanitaria ha empezado ya a "reorientar" la actividad quirúrgica, a causa del incremento de los ingresos en centros hospitalarios (98, de los que 6 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos). Así, los quirófanos se están utilizando para realizar procesos garantizados (los de prioridad 1, tales como los oncológicos) y cirugía mayor ambulatoria, que no requiere del uso de camas (el paciente puede irse a su casa poco después de la intervención).

Por el momento, todos los quirófanos del área sanitaria (un total de 28) se están utilizando para actividad quirúrgica. En los peores momentos de la segunda ola, la gerencia del área decidió habilitar 9 quirófanos del CHUO como camas de cuidados intensivos, ante el continuo goteo de pacientes críticos. Hasta ahora, la presión asistencial no es tan elevada, pero la previsión es que en los próximos días prosiga en aumento.

En Vigo ya reprograman operaciones

El área sanitaria de Vigo ha confirmado este lunes que, ante el aumento de contagios de COVID-19 y el "elevado incremento" de ingresos en el Hospital Álvaro Cunqueiro, ha habilitado una nueva unidad de hospitalización para personas con esta patología, y también ha confirmado la "reprogramación" de cirugías no urgentes.

Así, tras recordar que hay 87 personas ingresadas con coronavirus, de las que 15 están en la Unidad de Cuidados Intensivos, fuentes de Sanidade han informado de la apertura de una nueva unidad de hospitalización para pacientes con COVID, en la vela 2A, con 44 camas, en el marco del Plan de Contingencia puesto en marcha con motivo de la pandemia.

Antes en Santiago, Coruña y Ferrol

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, justificó hace unos días la suspensión y reprogramación de operaciones no urgentes en las áreas sanitarias de Santiago, A Coruña y Ferrol para tener "una reserva de camas de UCI" y poder hacer frente a un aumento de la presión hospitalaria que se prevé "seguro".

A los medios, el presidente gallego matizaba que esta decisión "no consiste en tener menos intervenciones", sino en hacer aquellas "que ocupan menos días de estancia media" en una UCI.