Ourense

#Yomequedoencasa

Ourense

#Yomequedoencasa

Se multiplican en las redes los mensajes de ánimo de músicos ourensanos, que tratan de animar el encierro con vídeos y canciones a la vez que muestran su preocupación por el futuro

Pandemia del coronavirus de por medio, se multiplicaron en las redes sociales mensajes de ánimo y/o entretenimiento a cargo de músicos que se inspiraron desde el minuto uno para ponerle voz y melodía al ya famoso a la vez que letal COVID-19. En lo que respecta a Ourense, la realidad demuestra que se está cumpliendo a rajatabla la obligación sanitaria de permanecer en los hogares para evitar que el virus se siga propagando. Así lo demuestra más que un artista que, además de quedarse en casa por civismo, aprovecha el tiempo para ponerse al día con el trabajo atrasado o acaso hasta planear o producir nuevo material discográfico. “Es una cuestión moral”, alega, por ejemplo, Borja González Román, además de confiar que el impasse epidémico lo está utilizando para producir el disco que con su grupo Derroche lanzará en breve.

Con la ventaja de tener en su propio hogar su estudio Ziena Records, Borja es uno de los músicos ourensanos que se identifica con el hashtag #Yomequedoencasa. “Estoy aprovechando a currar mucho; tenemos casi todo el material grabado y estoy con las mezclas y la producción, además de tocar mucho la guitarra, que no viene mal practicar”, explica el artista que estrenará disco en el verano nada menos que con Yosi Domínguez como invitado.  

Otro artista que está con plan discográfico pero con más misterio es Daniel Soldevilla. “La verdad es que estos días trabajo más que nunca; ya no solo en cuestiones de clases, porque, gracias a la tecnología, puedo estar conectado y resolver dudas a los alumnos, sino que al pasar más horas en casa aprovecho para componer en un nuevo proyecto ‘sorpresa’ que está por venir”, cuenta quien el año pasado lanzó “Out of Time”. 

“Gundi” Prol Salgado, guitarrista e instructor musical, también usa al máximo su redescubierto tiempo. “Me levanto temprano, desayuno y ¡al ordenador a diseñar materiales didácticos de guitarra!. Dentro de ese proceso estoy subiendo micro-lecciones a Facebook y atiendo a mis alumnos por WhatsApp y correo electrónico”, alega, además de confiar igualmente que tiene entre manos nuevos proyectos, que se mantiene muy activo en las redes sociales y, sobre todo, que en estos días puede “disfrutar como nunca” de su “peque”. 

Óscar López, profesor en el Conservatorio Profesional de Música de Xinzo de Limia, encontró una manera de llamar la atención de su alumnado, al no haber clase presencial. “Lo que hago es estudiar y grabarme y de esa forma motivar al alumno para que haga lo mismo, y lo voy logrando, ya me están mandando videos con sus estudios”, aporta, orgulloso. 

Si se trata de ejercitar, también es la idea del grupo de rock The Tetas’ Van. Su saxofonista Irene Somoza lo tiene claro, además de expresar su solidaridad: “Como non podemos ensaiar, pensamos en tentar quedar por Skype. Tamen queremos montar algunha letra nova, que ata a data era imposible por temas de tempo. Pero a verdade é que no que máis estamos invertindo o tempo é en idear que iniciativa creativa, a través da música, a cultura ou como sexa, podemos facer para tentar axudar a xente que non pode abrir estes días ou levar a cabo a súa actividade laboral habitual”.


Preocupación en el sector


Solidaridad y ejercitación al margen, está claro que la música es un sector castigado económicamente por la pandemia, ya que cantidad de shows están cancelados por tiempo indeterminado. Tal es el caso de Gin Toni’s, grupo que hace versiones de pop rock de los años 80 y 90. “Nosotros tuvimos que suspender todos los conciertos que estaban previstos. En marzo cerrábamos la gira que estábamos tocando y en abril empezábamos la nueva. Suspendimos también los ensayos, y lo que estamos haciendo es aprendernos cada uno nuestra parte en acuerdo con los arreglos que hizo nuestro director musical; lo preparamos en casa para que cuando podamos volver a juntarnos cada uno tenga claro lo suyo y montarlo lo antes posible”, explica el vocalista Andrés Montes, quien ve perjudicada su vida laboral por partida doble al tener que cerrar su tienda de instrumentos musicales Matiz. Su ruego esperanzado es el de tantos músicos: “Tenemos necesidad de salir a tocar cuando antes”.

Más en Ourense