Sociedad

El día que Londres vio morir a la créme de la créme

Sociedad

PAPELES DEL ROCK

El día que Londres vio morir a la créme de la créme

Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker formaron Cream, se despidieron en 1968.
photo_cameraEric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker formaron Cream, se despidieron en 1968.

Tres músicos de leyenda, que crearon una de las formaciones más geniales de la historia, pero que tan solo duraron dos años

El 10 de julio de 1968, el primer supergrupo de la historia del rock, Cream anunció que pasados unos meses pondrían punto final a su historia y sus miembros irían cada uno por caminos separados. La decisión, tan sorprendente como inesperada para público, crítica y medios fue toda una bomba, e incluso suscitó airadas cartas de protesta e indignación de muchos de sus seguidores a revistas como New Musical Express o Melody Maker. El grupo no quiso ser muy explícito en dar explicaciones ni motivos acerca del porqué de esta ruptura en aquel momento, y tan solo Eric Clapton adujo como motivo del fin de la banda “pérdida de criterio y dirección creativosW.   

Al menos sus fans tuvieron algún tiempo para acostumbrarse a las malas noticias. Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker realizaron una gira por Estados Unidos de despedida desde octubre, que culminó en sus famosos conciertos finales en el Royal Albert Hall de Londres el 26 de noviembre de ese singular año de 1968. Justo antes de que comenzara la gira, se reunieron en los IBC Studios de Londres para grabar tres canciones, "Badge", que fue co-escrita por Clapton con su amigo George Harrison, quien también tocaba la guitarra rítmica y fue incluido en el disco como "L'Angelo Mysterioso" dado que no podía aparecer con su nombre por problemas de contrato, "Doing That Scrapyard Thing" y "’What A Bringdown", que se agregarían a lo que se convirtió en su último álbum, "Goodbye", editado ya después de la separación del grupo. 

Cuando se cumplen 50 años de aquel mítico último concierto de Cream, una de las bandas más influyentes y decisivas en todo lo que fue el inicio del rock contemporáneo desde el blues progresivo, y en donde el talento de Eric Clapton adquirió una dimensión propia de verdadera leyenda, llama la atención comprobar como aquel concierto no significó para la banda ni para sus seguidores una despedida agradable. "No fue un buen concierto; Cream fue mucho mejor que eso", dijo Baker en el documental "Cream: Classic Artists". "Sabíamos que todo había terminado. Sabíamos que lo estábamos acabando. Y no salimos con la mejor actitud”. Tal vez por ese motivo y contrariamente a como se pensó durante mucho tiempo, las tomas de directo del álbum "Goodbye" no pertenecen a los conciertos de despedida del 25 y 26 de noviembre de 1968, sino a diversas actuaciones de esa última gira americana previa a los shows de Londres.  

Años más tarde, Eric Clapton sí se prestó a hablar más en profundidad acerca de cuales fueron las circunstancias que fueron deteriorando la cohesión interna del trío hasta provocar la separación final. “La carga de trabajo que teníamos que soportar era enorme, demasiado grande, con mucha presión acumulada. Vivíamos, literalmente, en camerinos, aeropuertos y salas de grabación de estudios. Tocábamos hasta seis días a la semana. Llegó un momento en el que ni siquiera tenía tiempo para componer adecuadamente, y todo empezó a dejar de tener sentido para mi. Mi salud se resintió, perdí peso hasta que la debilidad me producía mareos casi constantemente y tuve varias crisis de insomnio. No hubo drogas en ese periodo, como podría imaginarse, no fue un problema de abuso, fue un problema de abandono físico y mental. Además, aunque musicalmente me entendía bien con Jack y Ginger, ellos eran muy distintos de mi, y fuera del trabajo, nuestras relaciones no eran buenas. Yo trataba todo el rato de buscar la paz, de relajarme, de mantener un cierto equilibrio dentro de toda la locura de giras y grabaciones en la que vivíamos; ellos eran todo lo contrario, eran muy nerviosos, discutían constantemente, a veces de manera muy agresiva y yo me sentía en una especie de constante competición con ellos”.

“Llamaba todos los días a casa de Robert Stigwood, nuestro manager” –continúa Clapton- “y le decía: “sácame de aquí, ya he tenido suficiente, creo que voy a volverme loco. No soporto más”. Entonces Robert siempre me decía que le diera una semana más. Lo aguanté mientras no tuve una alternativa visible, pero cuando surgió la posibilidad de empezar otro proyecto, no lo dudé. Y les dije: “bien, no vamos a dejar a nadie en la estacada, pero yo no voy a continuar con el grupo. Lo cierto es que eso empeoró la situación, y las relaciones se hicieron todavía más tensas, por eso nuestros conciertos de despedida no fueron los mejores, es cierto. Eramos una banda rota, y no lo podíamos disimular”. 

En aquellos shows del Royal Albert Hall contaron con dos teloneros de excepción: por un lado, los Taste liderados por el gran guitarrista Rory Gallagher, que explotarían año y medio más tarde consagrándose tras su actuación en el festival de la Isla de Wight de 1970 y un grupo prácticamente desconocido hasta entonces pero que años más tarde, como hemos señalado en otros artículos de este "Papeles del rock", se convertirían en una de las bandas más grandes de la historia del rock sinfónico: Yes. Tristemente, sus actuaciones no fueron incluidas en la grabación que se hizo para el film-documental "Cream's Farewell Concert", dirigido por Tony Palmer y distribuido por Robert Stigwood, que incorporó varios fragmentos de los conciertos en vivo, la narración por el locutor de la BBC Patrick Allen y entrevistas con los miembros de la banda. En 1977, una versión más corta de la película anterior, que presenta las imágenes en formato editado, de 51 minutos, se lanzó como home video.

En 2005, apareció una edición especial del concierto con versiones completas de todas las canciones separadas de la narración y las entrevistas. De 80 minutos de duración, fue lanzado en la reedición oficial del DVD. La nueva versión incluyó sonido y vídeo remasterizados digitalmente, incluyendo tres canciones extra, un clip corto de “White Room” del segundo set (la película original usó la versión del primer show), junto con el D.J. John Peel presentando la banda en el escenario. Finalmente, en junio de 2014, "Cream´s Farewell Concert" se lanzó en formato Blu-ray / DVD. 
Tres músicos de leyenda, que crearon una de las formaciones más geniales de la historia, pero que tan solo duraron dos años. Dos años que cambiaron todo. 50 años después esa realidad se sigue constatando.