INFRAESTRUCTURAS

El deterioro se adueña del acceso a Lamalonga

Los grandes baches se suceden sobre la calzada.
photo_camera Los grandes baches se suceden sobre la calzada.
Los conductores se quejaron de los enormes baches de la carretera que comunica A Veiga con O Barco

Los usuarios de la carretera que comunica la aldea de Lamalonga (A Veiga) con el Alto da Portela, ya en O Barco de Valdeorras, deben enfrentarse a un firme que se encuentra en un pésimo estado de conservación, situación que pudieron comprobar este fin de semana. 

A lo largo de una veintena de kilómetros los conductores deben esmerarse para sortear los enormes baches que se suceden, un propósito que no siempre está a su alcance pues algunos de estos socavones ocupan todo el ancho de la calzada, lo que vuelve imposible la posibilidad de esquivarlos. De tal forma que no pocas piedras desprendidas del vial golpean los bajos de los turismos, que corren el riesgo de sufrir alguna avería.

El terrible estado de conservación en que se encuentra esta infraestructura también llevó a buena parte de los conductores a intentar evitar los baches utilizando ambos lados de la calzada. El problema es que al tomar esta decisión hubieron de superar un serio peligro, sobre todo después de las lluvias de las últimas semanas: el barro y el riesgo de que las ruedas patinasen.

Te puede interesar