Valdeorras

La pizarra comenzó 2019 con un descenso de la exportación

Valdeorras

VALDEORRAS

La pizarra comenzó 2019 con un descenso de la exportación

Nave de producción de pizarra, en Carballeda de Valdeorras.
photo_cameraNave de producción de pizarra, en Carballeda de Valdeorras.

Las canteras facturaron 19,7 millones en el exterior durante enero, bajando un 0,7 % sobre 2018

Las primeras semanas del año no fueron demasiado buenas para el sector de la pizarra. Según los datos que maneja el sector, las canteras, en su gran mayoría afincadas en Galicia y Castilla y León, vendieron en el exterior 36.805 toneladas. Este volumen de piedra exportado supone una bajada del 0,7 % cuando se compara con las 37.064 del mismo periodo de 2018.

Las exportaciones del primer mes del año supusieron una facturación de 19.771.387 euros, ligeramente (un 0,3 %) por debajo de los 19.827.435 facturados en enero del ejercicio anterior.

La comparación de las cifras citadas anteriormente ofrece un buen dato para las empresas, el del precio medio de la tonelada. Este subió un 0,4 %, pasando de los 535 euros de hace un año a los 537 actuales. No es excesivo, si se tiene en cuenta que este precio fue superado en ejercicios anteriores, baste recordar los 542 calculados en 2012, pero sí invita a un moderado optimismo empresarial. Sobre todo, al tomar en consideración los fuertes incrementos de los costes que soporta un sector que en Galicia da trabajo a aproximadamente 2.400 trabajadores.

La caída de las exportaciones se produjo, curiosamente, a pesar del aumento de compras del mayor cliente de las productoras: Francia. El país vecino incrementó sus importaciones un 3 %, llevándose 18.671 toneladas, a un precio medio de 544 euros cada tonelada, por lo que tendrá que abonar 10,16 millones de euros.

El segundo importador, el Reino Unido, no se portó tan bien como el mercado francés. Compró 10.499 toneladas, un 4 % menos que hace un año, con un precio medio de 480 euros por tonelada. Peor aun se comportaron los importadores alemanes, quienes redujeron sus pedidos en un 6 %, llevándose 3.407 toneladas.

Los otros dos países que vienen demostrando un mejor comportamiento, Irlanda y Bélgica, finalizaron el primer mes de 2019 con resultados muy dispares. De tal forma, que los importadores belgas superaron a los irlandeses en sus compras, consiguiendo aumentarlas en un 25 % y alcanzando 1.276 toneladas. En Irlanda sucedió todo lo contrario y sus importaciones bajaron un 13 % respecto a las del año pasado, quedándose en 1.269. Ya muy lejos, aparece Estados Unidos, con 493 toneladas compradas.

Más en Valdeorras