Valdeorras

Vilamartín apoya el actual trazado del Camiño de Inverno

Valdeorras

CAMINO A SANTIAGO

Vilamartín apoya el actual trazado del Camiño de Inverno

Únicamente admite un tramo alternativo al que comunica con A Rúa si es solo "provisional"

Un proyecto de 36.000 euros está congelado, esperando a que finalice el estado de alerta para ser ejecutado. Persigue consolidar la senda abierta por el Concello de Vilamartín de Valdeorras en el Camiño de Inverno, paralela a la carretera OU-603. Fue construida medio metro por debajo del nivel de la carretera, descalzando el vial, y ahora obliga a afianzar la calzada. Lo apuntó ayer el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro. También explicó que la financiación fue aportada por el Grupo de Desenolvemento Rural Valdeorras. La obra consistirá en la construcción de un muro de hormigón para sujetar la infraestructura viaria.

El alcalde de Vilamartín incluye esta senda dentro del trazado definitivo del Camiño de Inverno, entre O Barco y A Rúa. El tramo apenas tiene 500 metros de longitud, pero está encajonado entre el talud de la N-120 y el terraplén de la línea de ferrocarril León-A Coruña, careciendo además de arcenes. Su prolongación hacia A Rúa conlleva la construcción de un paso volado, cuya ejecución fue valorada por la Xunta en torno a los 400.000 euros.

Existe una ruta alternativa, que discurre por la zona de viñedos situada en el lado opuesto de la carretera N-120, y Enrique Álvarez ya habló con los propietarios de fincas. "Hice los trámites con las familias y no hay problemas si se quiere ir por ahí", dijo. Eso sí, matizó que este itinerario sería provisional, en tanto no se resuelve la prolongación de la senda que inició Vilamartín. "Fíxose unha inversión grande por onde dixo a Xunta", explicó.

La práctica totalidade del tramo restante está dentro del término municipal de A Rúa, cuyo alcalde considera que el trazado más adecuado es el alternativo. "Solo hay que desbrozarlo", comentó  Álvaro Fernández López. El regidor defendió la belleza de la zona de viñedos que recorrerán los peregrinos antes de alcanzar A Rúa Vella. 

A la riqueza paisajística, el regidor rues sumó el elevado coste de la prolongación de la senda iniciada por Vilamartín, así como la complejidad de la ejecución de un proyecto que afecta a la carretera. La titularidad de la OU-603 pertenece al Gobierno central, pero también tiene un tramo la Xunta. Además, está afectada por la citada línea de ferrocarril León-A Coruña.


La Asociación de Amigos prevé una avalancha tras el estado de alarma


La presidenta de la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago por Valdeorras, más conocido como Camiño de Inverno, apremia una solución para el tramo que enfrenta a los concellos de Vilamartín y A Rúa. Asunción Arias Arias urge "dar alternativas aos peregrinos", pues considera que, en cuanto el Gobierno central levante el estado de alarma, "van vir moitos peregrinos". Esta avalancha tendría continuación el año próximo, con el Xacobeo 2021.

Asunción Arias explicó que la asociación que preside asumirá la colocación de las señales informativas que sean necesarias para llevar al peregrino por el tramo alternativo.

"Cada vez que se abre o Camiño estou en vilo", dijo Arias Arias. Resaltó que el riesgo de accidentes es una constante en el tramo que afecta a los dos concellos. "Os problemas son unha constante", insistió, refiriéndose a medio kilómetro que los peregrinos deben recorrer por la calzada, esquivando los vehículos, al no existir arcén en un vial estrecho.

La asociación mantiene un contacto permanente con el Xacobeo, buscando soluciones y planteando propuestas para esta ruta de peregrinación alternativa al Camiño Francés. Todo ello, con miras a recibir un número elevado de peregrinos en los próximos meses, según las estimaciones de Asunción Arias.

Más en Valdeorras