La Región

DE QUÉ SE FALA

La historia del cómic

¿A que no sabes que para conocer el origen del cómic tendrías que viajar a Egipto?

Viñeta del primer encuentro de Tintín con el capitán Haddock, del autor belga Geroges Rémi, alias Hergé.
Viñeta del primer encuentro de Tintín con el capitán Haddock, del autor belga Geroges Rémi, alias Hergé.
La historia del cómic

Un cómic es un relato o historia explicada mediante viñetas o recuadros que contienen ilustraciones y en el que algunas, o todas las viñetas, pueden contener un texto más o menos breve. La publicación que contiene uno o varios de estos relatos también recibe el nombre de cómic.

ORIGEN
Al hablar de los antecesores de las historietas podríamos remitirnos a los antiguos egipcios, que representaban muchos de sus mitos en dibujos y jeroglíficos que realizaban sobre hojas de papiro. Además también hacían murales, compuestos por imagen y texto, en forma de tira. 

También se podrían considerar como origen del cómic a los retablos medievales, los cuales explicaban al pueblo historias, sucesos, crímenes,… mediante imágenes, y a las primitivas pinturas rupestres que consistían en representaciones hechas sobre rocas.

Pero quizás los antecedentes más cercanos a las historietas sean las Aucas y Aleluyas; estas publicaciones comenzaron en Francia alrededor de 1820 y se caracterizaban por narrar pequeños cuentos y aventuras mediante ilustraciones, aunque dichas ilustraciones no formaban parte de la viñeta, sino que se agregaban a modo de explicación complementaria al pie de los grabados.

Pero bueno, en realidad, la historia del cómic se relaciona más concretamente con la imprenta y la caricatura.

ESTILO
La historieta o cómic poco a poco fue desarrollando su característico estilo; en sus inicios las viñetas eran todas del mismo tamaño y los pequeños textos se colocaban al pie de las mismas. 

Estas viñetas evolucionaron rápidamente, no solamente en lo que respecta a su tamaño sino también a los textos pues pronto aparecieron los bocadillos. En cuestión de poco tiempo, el cómic se convirtió en un modo de expresión independiente.

Es muy característico en el cómic el uso de onomatopeyas con letras grandes o el  uso de ciertos símbolos que ya son aceptados universalmente, como una bombilla que se enciende para explicar que el personaje ha tenido una idea. 

Todo esto hace que el cómic tenga un alcance comunicativo que difícilmente puede lograr otro medio de expresión.

TINTÍN
Una de las tiras más famosas y que más éxito ha tenido es la de “Tintín”, del autor belga Geroges Rémi, alias Hergé. 

El primer número, en total son 24, se remonta a enero de 1929. Tal fue su éxito que se le considera una de las historietas más influyentes del siglo XX. 

Tintín es un joven reportero con una intuición digna del mejor detective y que destaca por su pelo pelirrojo y su característico tupé. Siempre le acompaña su perro Milú, un fox-terrier blanco muy inteligente. 

Ambos viven complicadas historias policíacas y resuelven enigmáticos misterios. 

TEBEO
En nuestro país estas historietas también reciben el nombre de tebeos. Durante muchos años fueron uno de nuestros entretenimientos más atractivos y entrañables. 

En 1904 se publica En Patufet, un tebeo escrito en catalán y que alcanzó una gran difusión. Aunque el  primer auténtico tebeo fue Dominguín, editado en Barcelona en 1915. 

En 1917 se publica TBO, tal fue su fama que al final acabó siendo el nombre que se utilizó para llamar a las publicaciones infantiles cuyos temas se desarrollan por medio de dibujos.

Hoy se utiliza más la palabra cómic y, aunque en un principio se aplicó solo para referirse a las historietas cómicas, ahora se usa también para las historietas de aventuras,  ciencia-ficción y policíacas. España fue fructífera en cuanto a cómics se refiere, ¿quién no recuerda a El Capitán Trueno, a Zipi y Zape, a Mortadelo y Filemón,…? Seguramente todos hemos disfrutado, o lo seguimos haciendo, leyendo la variedad de cómics que están a nuestro alcance.