Xornal Escolar

Traumatismo dental

Xornal Escolar

ESCOLA DE PAIS

Traumatismo dental

Los niños/as a menudo sufren golpes en la cara y en la boca. Muchos dientes pueden ser salvados si sabes cómo actuar.

Los dientes permanentes comienzan su formación justo encima de las raíces de los dientes temporales. Es por ello que cualquier golpe en la cara o dientes durante el periodo de dentición de leche, puede afectar en mayor o menor medida al aspecto de los dientes permanentes anteriores, que erupcionarán entre los 7-8 años. En caso de que se hubieran visto afectados presentarían, en función de la gravedad del golpe, desde malformaciones hasta manchas blanquecinas en los casos más leves. Los traumatismos más graves que afectan a los dientes son

1. Avulsión: Cuando el diente sale de su alveolo. 

2. Intrusión: Cuando el diente se mete hacia dentro.
Lo primero que tenemos que tener claro es si el diente afectado es un diente permanente o de leche, si dudáis vuestro odontopediatra u odontólogo general sabrá determinarlo. 

¿QUÉ HACER ANTE UNA CAÍDA QUE AFECTE A LOS DIENTES?

Ante todo, consultar a un odontopediatra o, en su defecto, a un dentista generalista lo antes posible tras el accidente. El tiempo de actuación marcará el pronóstico.Una actuación rápida tiene las siguientes ventajas: 

1. Mayor probabilidad de conservar la vitalidad del diente, 2. Se podrá aplicar un tratamiento conservador, 3. Existe un mejor pronóstico, 4. Se previenen complicaciones futuras y tratamientos costosos. 

Es de vital importancia que todos los traumatismos dentarios sean diagnosticados y tratados inmediatamente. El diagnostico radiológico se hace indispensable para la planificación y la predicibilidad del tratamiento. Tanto en dientes de leche como en dientes permanentes. Deberán ser controlados durante un periodo de al menos cinco años en el caso de los dientes permanentes y hasta su exfoliación en caso de los dientes de leche.

¿QUÉ HACER SI UN DIENTE SE HA FRACTURADO?

Es importante buscar el fragmento dentario fracturado y conservarlo en agua. 
En la mayoría de los casos el fragmento se puede pegar al diente, En caso de que no se encuentre o no se pueda pegar, el odontopediatra realizará una reconstrucción estética tanto si es un diente temporal o permanente. 

En algunos casos la fractura lleva implícita la exposición del nervio, por lo que se hace indispensable el tratamiento del nervio para poder llevar a cabo la recostrucción, ya sea pegando el propio fragmento o haciéndolo  con materiales restauradores. En otros casos, la fractura afecta a la raíz. Cuando sucede esto, la única opción es la extracción. El diagnostico radiológico se hace indispensable para la planificación y la predicibilidad del tratamiento. Tanto en dientes de leche como en dientes permanentes.

¿QUÉ HACER SI UN DIENTE PERMANENTE SE HA AVULSIONADO?.

Un diente permanente avulsionado es una de las pocas situaciones reales de emergencia en odontología.  

1- Asegurarse de que no es un diente de leche ya que no deben reimplantarse. 

2- Encontrar el diente y cogerlo por la corona (la parte más blanca). Evitar tocar la raíz (la parte más amarilla). 

3- No tocar ni frotar ni rascar la raíz. 

4 Poner el diente en un medio de conservación adecuado (vaso con leche o con suero salino o en la boca guardándolo en el interior de la mejilla. 

5- Evítese guardar el diente en agua. 

6- Llame a su odontólogo infantil inmediatamente. Cuanto más tiempo se tarde en reimplantar el diente menos posibilidades habrá de curación. Nunca debe reponerse un diente de leche si ha sufrido una avulsión; es decir, cuando ha salido totalmente del alveolo debido al traumatismo, separándose del cuerpo. 

En cualquiera de los tipos de traumatismos, pero sobre todo en las avulsiones y exposiciones de nervio es vital que el diente reciba tratamiento antes de que haya trascurrido 1 hora desde el golpe. Una vez trascurridos 60 min el pronóstico es cada vez más desfavorable. 

¿HAY ALGUNA OPCIÓN SI HA LLEVADO UN GOLPE Y HA PERDIDO UN INCISIVO?

Hay diferentes opciones para reponer el diente perdido de forma artificial. Desde la niñez hasta la etapa adulta podemos reponer el diente perdido con diferentes aparatos, unos son removibles por los propios niños y acompañan al niño en su crecimiento, y otros van fijos, pegados a los dientes. Pero en ningún caso podemos solucionarlo con un implante de adultos.

Acude a tu odontólogo infantil si aprecias los siguientes cambios:  

1. Cambio de coloración: Si observas que el diente va cambiando de color, adquiriendo una tonalidad más grisácea significará que el diente se está necrosando. Si sucede esto un profesional de la odontología deberá determinar el tratamiento adecuado. 

2. Aparición de fístula vestibular: Si aparece un granito de pus o un flemón a nivel de la encía también nos estaría indicando una necrosis del nervio, por lo que también será necesario tratamiento. 

3. Si existe sensibilidad a la percusión y cambios térmicos: Si el niño no mastica bien, o presenta dolor al comer beber cosas frías o calientes también será necesario tratamiento.