ROBO EN OURENSE

Roba una gasolinera en el Alto do Couso con una caja de cartón sobre la cabeza

Forzó la puerta del área de servicio, situada en el Alto do Couso, y sustrajo 4.000 euros y 20 latas de aceite

La estación de servicio asaltada. Las cámaras de seguridad recogieron al ladrón tapado con la caja.
La estación de servicio asaltada. Las cámaras de seguridad recogieron al ladrón tapado con la caja.
Roba una gasolinera en el Alto do Couso con una caja de cartón sobre la cabeza

Con un embalaje de cartón vacío con el anagrama de Pipas Facundo tapándose la cabeza hasta los hombros y con guantes de goma. Así entró un ladrón, después de forzar una ventana, en la estación de servicio Alto do Couso, situada en un margen de la carretera OU-536 (Ourense-Trives) a su paso por el municipio de Maceda.

El robo se produjo en la madrugada del pasado miércoles y el delincuente se apoderó de 4.000 euros en efectivo que había en un cofre y 20 latas de aceite para el motor del coche, además de productos de limpieza y alimenticios que había en las estanterías de la tienda.

El área de servicio cierra por las noches, por lo que el delincuente dispuso de tiempo para ejecutar el asalto. La cámaras de seguridad grabaron todos sus movimientos, pero en las cintas no se le reconoce al tener toda la cabeza introducida en la caja, en la que, según pudo saber este periódico, abrió un pequeño agujero que le permitía ver.

Los responsables del negocio ya subsanaron los desperfectos y en la jornada de ayer atendían a los conductores con plena normalidad, restando importancia al robo.

Mientras, la Guardia Civil analiza con detalle la grabación de la cámara de seguridad con el objetivo de encontrar huellas que permitan identificar al asaltante, que, según los datos que manejan los agentes, no actúo solo: Uno o más compañeros lo estaban esperando al tiempo que realizaban tareas de vigilancia, en un margen de la carretera o en el aparcamiento de algún negocio cercano.

Los investigadores realizaron una inspección ocular a la búsqueda de huellas, pero, al parecer, no las encontraron. Sospechan que el ladrón que aparece en la grabación conoce el negocio y podría llevar algunos días vigilando el movimiento de los dueños y trabajadores.

El último robo en las estaciones de servicio de la provincia se produjo el pasado 11 de abril cuando un encapuchado dejó herido de bala de pistola al trabajador de la gasolinera de la carretera N-120, en A Quinza (Ribadavia). El atraco se produjo cuando estaba a punto de cerrar el negocio, a las 23,00 horas, y se apoderó de 500 euros de la recaudación. El atracador aún no fue detenido.