La facturación online: Solución para autónomos y pymes

Tanto autónomos como pymes, se están beneficiando actualmente de las muchas ventajas que Internet les aporta, gracias entre otras cosas a la facturación online. Una de las plataformas desarrolladas con este cometido y que está permitiendo una gestión más rápida y precisa de la facturación para estos profesionales es Billin.

La facturación online: Solución para autónomos y pymes

Billin es una plataforma de facturación gratuita, específicamente desarrollada para ser aprovechada por pequeñas y medianas empresas, así como también por autónomos profesionales.

En este artículo te contamos algunas de las principales ventajas que esta plataforma de facturación online ofrece a sus usuarios.

Gestión total de la facturación

Esta plataforma permite una gestión y control total de todo lo relativo a la facturación. El usuario puede crear, enviar, modificar y realizar seguimiento de sus facturas a clientes y proveedores.

Este seguimiento es también uno de los puntos fuertes del sistema, dado que el usuario es notificado cuando sus facturas son recibidas, aceptadas o pagadas, entre otras fases opcionales.

Ahorro de tiempo

Gracias a unas herramientas digitales específicamente desarrolladas para esta gestión, los usuarios, tanto autónomos como profesionales de pymes, realizan todas las acciones relacionadas de forma más rápida. A ello también ayuda el buscador de facturas creadas o enviadas anteriormente, así como de clientes.

Con ello, el responsable de facturación consigue beneficiarse de un considerable ahorro de tiempo.
Máxima precisión en las facturas

Uno de los elementos más positivos en la facturación online es la precisión de las acciones que tienen que realizarse.

Los responsables de su gestión tienen todos los elementos necesarios para la creación, envío y recepción de las facturas, con mínimas posibilidades de equivocarse o confundirse, gracias también al intuitivo interfaz de usuario que se ha creado.

Acciones ilimitadas

En el caso concreto de Billin, la plataforma online de facturación tiene entre sus múltiples ventajas el carácter ilimitado en algunos de sus recursos.

Por ejemplo, el usuario puede crear ilimitadas facturas. Al mismo tiempo, tiene la posibilidad de contar con una base de datos de clientes y proveedores también sin límites.

Automatismos de funciones en facturación

Gran parte del tiempo que deben dedicar los profesionales de la facturación de un negocio o empresa está volcado en realizar tareas periódicas, que se repiten una y otra vez. Para paliar este inconveniente, la plataforma permite automatismos en algunas acciones, como el envío de facturas que se repite cada cierto tiempo, por ejemplo, una vez al mes durante todo el año.

El sistema puede ser configurado de manera que estas facturas sean enviadas de forma automática según el plazo oportuno en cada caso. La plataforma les asigna los datos correspondientes, desde el número de factura hasta el importe de la misma y realiza el envío.

Comunicación con clientes

Otro de los aspectos más destacables de Billin es la comunicación que su plataforma permite entre los profesionales que utilizan la plataforma y los destinatarios de sus facturas, con quienes puede establecer incluso una conversación directa por chat, para solventar de forma inmediata cualquier duda o consulta.

Personalización de las facturas

Un elemento muy importante en la facturación es la personalización de la información que se envía, sobre todo en relación a cómo está vinculada con la identidad corporativa de la empresa o del negocio.

Por ese motivo, la personalización con logotipo, colores y diseño en general de las facturas que se envían desde esta plataforma, mejoran también comercial y promocionalmente el negocio de quien las envía.

Servicio gratis

Uno de los principales motivos por el que Billin está consiguiendo tanto éxito y que, además, es una de sus mayores ventajas es la gratuidad del servicio.

Gracias a ello, los profesionales pueden mejorar toda su facturación, tener un mayor control sobre las facturas enviadas y las que deben enviarse en un futuro próximo, así como disfrutar de un ahorro de tiempo con el que conseguir mejorar su rentabilidad, sin coste alguno.