Miles de trámites se acumulan en los juzgados gallegos

Los sindicatos mantienen el seguimiento en esta jornada en torno al 90% y la Xunta lo rebaja al 37,93% 

Concentración llevada a cabo este jueves en A Coruña durante la segunda jornada de huelga indefinida de los trabajadores de la justicia en Galicia en demanda de mejoras laborales.
Concentración llevada a cabo este jueves en A Coruña durante la segunda jornada de huelga indefinida de los trabajadores de la justicia en Galicia en demanda de mejoras laborales.
Miles de trámites se acumulan en los juzgados gallegos

Los juicios y todo tipo de procedimientos jurídicos -desde declaraciones a cualquier actuación no urgente en el registro civil- siguen suspendiéndose en los juzgados gallegos en el tercer día de huelga indefinida y con el conflicto entre los funcionarios judiciales gallegos y el Ejecutivo autonómico cada vez más enquistado.

El comité de huelga, en el que están representados los siete sindicatos del sector, sitúa el seguimiento en esta jornada en torno a un 90 por ciento. Por ciudades oscila, según sus cálculos, entre el 85 por ciento de A Coruña, Lugo y Ferrol; al 90 por ciento de Ourense y Santiago; el 93 por ciento de Pontevedra; y el 95 por ciento de Vigo.

Por su parte, la Xunta reduce el seguimiento de la huelga al 37,93 por ciento, algo más de cuatro puntos por debajo de la participación registrada este jueves. Fueron a la huelga, según el Gobierno gallego, 1.024 personas de un total de 2.700.

Por provincias, el seguimiento de la huelga en A Coruña fue del 38,53 por ciento; en Lugo, del 37,32 por ciento; en Ourense, del 47,08 por ciento; y en Pontevedra, del 38,73 por ciento.

En el cálculo de estos datos, la Xunta computa que 132 funcionarios no acudieron al trabajo por ausencia justificada (vacaciones, asuntos particulares o días de libranza) y 770 cumplieron servicios mínimos.

El Ejecutivo autonómico incide en que los servicios mínimos se están cumpliendo "en su totalidad". En todo caso, ha vuelto a pedir a los trabajadores "que se mantenga el respeto" al cumplimiento de los servicios mínimos y ha lamentado cualquier incidente que pueda obstaculizar el funcionamiento judicial y que pueda suponer "un perjuicio para los derechos fundamentales de la ciudadanía".

Entre 600 y 800 juicios suspendidos al día
 

Con independencia de la discrepancia en los datos, la Administración, con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, al frente, ha admitido que el seguimiento es importante y que la situación es preocupante. Y es que, en una rueda de prensa en Santiago este miércoles, el comité de huelga ha concretado que la media de juicios suspendidos al día es de entre 600 y 800.

La excepción sería el viernes, con menos señalamientos, pero aún así toda actividad judicial salvo casos puntuales y de urgencia ha sido suspendida. A todo ello, habría que sumar miles de trámites aplazados, como actuaciones en el registro civil o declaraciones, conciliaciones y otro tipo de procedimientos jurídicos.


Pontevedra y Vigo acumulan un seguimiento elevado. Solo en Vigo, fuentes sindicales han concretado que el número de juicios suspendidos ronda los 320 en tres días, con más de 2.000 demandas paralizadas. "Y hoy el LexNET de servicio y reparto está a punto de reventar, de colapsarse", han apuntado los sindicatos


En Ferrol, hay "paralización absoluta", según los sindicatos. Mientras, en Ourense, este viernes, se han suspendido cinco juicios.En A Coruña, han cifrado en 435 los juicios suspendidos en la ciudad herculina. En el caso del juzgado de Violencia sobre la Mujer, han situado en 44 las declaraciones suspendidas, además de cinco juicios civiles y de delitos leves.

En cuanto a las declaraciones, en A Coruña han explicado que pasarían al mes de mayo. En otros casos, han señalado que habrá retrasos de juicios hasta 2019 como algunos suspendidos en los Juzgados de lo Social. En estos juzgados, se han suspendido en estos días de huelga 135. En los de Penal, fueron 81 los afectados por suspensión y en los de Primera Instancia un total de 189. En los juzgados de Instrucción, se pospusieron 192 declaraciones.

Los sindicatos prevén continuar con medidas de presión en los próximos días, como concentraciones y marchas con el fin de que calen sus demandas.

Conflicto enquistado

Y es que el conflicto cada vez está más enquistado pese a que ambas partes insisten en que mantienen la voluntad de diálogo. Así, la Xunta parece no estar dispuesta a moverse de una oferta económica que considera "generosa" y reitera que elevaría las retribuciones "entre 660 y 900 euros al mes".

El propio Alberto Núñez Feijóo fue contundente al respecto en la pasada jornada. Hoy el comité de huelga ha contestado acusando al presidente de "indecente y farsante". Sostienen que la Xunta "manipula" las tablas y que la subida, al margen de posponerse a 2019 y ser en tres anualidades, no alcanzaría las cantidades que propugna el Ejecutivo autonómico.

La Administración sostiene que son los sindicatos los que "se levantaron" por lo que deberían ser ellos quienes deberían retomar el contacto. El comité de huelga lo niega y se muestra favorable a dialogar, pero defienden que debe "haber transparencia".

De hecho, en Vigo, Julio Bouza (SPJ-USO), ha instado a Feijóo y al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, a participar en una reunión el lunes en Santiago o, si no desean que sea así, a participar en un debate en la TVG o cualquier medio que decidan.