OURENSE

La app que delató al asaltante

Una aplicación para el móvil ha contribuido a resolver en la ciudad un robo violento, dos casos de violencia de género o un asunto de drogas a través de las alertas enviadas a la sala del 091 de la Policía Nacional. Todo ello, a golpe de clic

Una usuaria de la aplicación realiza una demostración del funcionamiento.
Una usuaria de la aplicación realiza una demostración del funcionamiento.
La app que delató al asaltante

La Policía Nacional logró aportar pruebas que documentan un robo violento, cuya víctima fue una repartidora de periódicos que resultó herida, gracias a una alerta enviada a través de Alertcops, una app para el móvil que de forma sencilla permite comunicar cualquier tipo de incidencia -delitos o una situación de riesgo- en tiempo real. El usuario de la aplicación, quien presenció lo ocurrido a la seis de la madrugada del 9 de agosto en la calle Ramón Puga, dio el aviso a la sala del 091 desde el vehículo que conducía.

La aplicación específica para el smartphone, provista de GPS para la localización del remitente, ha permitido comunicar, en estos últimos meses, doce alertas: dos casos de violencia de género, un asalto con violencia (la repartidora), trapicheo de drogas, actos vandálicos e incidentes menores como caídas en la vía pública.

En Ourense, las fuerzas de seguridad ignoran el número exacto de descargas, pero por el número de potenciales usuarios a los que se han dirigido desde el verano supera el centenar.

Ahora bien, en los próximos meses serán mucho más por la importante campaña de divulgación que está desarrollando el departamento de Participación Ciudadana de la Comisaría entre asociaciones de vecinos y colectivos empresariales para dar a conocer esta herramienta gratuita.

"Los móviles están con nosotros a todas horas y no solo permiten comunicarnos sino también avisar a la Policía Nacional de cualquier hecho delictivo del que sea víctima o testigo", explica la subinspectora Teresa Ramos. Permite interactuar con las fuerzas de seguridad mediante mensajes de texto sin necesidad de hablar o escuchar, algo muy útil en el colectivo de personas sordas.

La aplicación, en su pantalla principal, tiene iconos relativos a robos-asaltos, vandalismo, peleas, agresiones sexuales, violencia de género, acoso escolar, radicalismo o desaparecidos. Todo ellos para reportar de forma intuitiva (vía chat o llamada) alguna de esas incidencias.

La delegada de Participación Ciudadana aclara que la app permite enviar a la Policía, junto a la alerta, imágenes y vídeos que tienen la consideración de prueba a la hora de acreditar hechos delictivos. De hecho, la Policía Nacional, tal como recuerda Ramos, recomienda en caso de presenciar una pelea o agresión enviar la foto en vez de mediar.

Además, añade, permite vincular otro teléfonos. "El usuario puede ser guardián de otras personas -ancianos enfermos o niños- para en tiempo real ser avisados de incidentes que les ocurran", explica. Sin olvidar, que se puede ser guardián de un servicio público (Bomberos, Protección Civil, 061, Emerxencias 112) para que reciba la posición del interesado. En caso de emergencia, la ubicación será más precisa. Posibilita recibir avisos de seguridad ciudadana para estar prevenido de las incidencias que se producen en un lugar determinado y así colaborar con las fuerzas de seguridad.