MUNICIPALES / OURENSE

El PP ganaría las municipales en la ciudad sin alcanzar mayoría absoluta

Populares y socialistas tendrían menos concejales en una corporación que podría pasar de cuatro a seis formaciones 

Intención de voto de los ourensanos.
Intención de voto de los ourensanos.
El PP ganaría las municipales en la ciudad sin alcanzar mayoría absoluta

De celebrarse hoy las elecciones municipales, el PP sería el partido ganador en la ciudad, pero quedaría lejos de alcanzar la mayoría absoluta que le garantizase la gobernabilidad. Los populares serían la fuerza más votada en una corporación en la que podrían incorporarse hasta dos nuevas formaciones que se vendrían a sumar a las cuatro que en estos momentos tienen representación, aunque la situación es muy incierta, incluso confusa como consecuencia del alto porcentaje de indecisos, un 47,1%.

Así lo pone de manifiesto una encuesta de Infortécnica para La Región y que da al PP entre 9 y 11 escaños (11 tiene en la actualidad), por lo tanto, a tres de la mayoría absoluta. El segundo partido sería el PSOE (actualmente en el gobierno), que obtendría entre 8 y 10 concejales, frente a los 11 que tiene en la actualidad. El resto de formaciones políticas quedarían lejos de los dos partidos mayoritarios y entre ellos se disputarían ser la tercera fuerza política. El BNG, que obtuvo en las elecciones del 2011 tres concejales en la corporación, optaría a mantenerlos después del 24 de mayo, aunque según el muestreo podría bajar a dos. Democracia Ourensana, que tiene en estos momentos dos ediles, podría mantenerse y aspirar a un tercero. En en el resto de los escaños es donde las opciones están más abiertas.

El efecto Podemos

La encuesta atribuye a Ourense en Común entre dos y tres concejales, mientras que otras formaciones políticas tendrían posibilidades de alcanzar hasta dos, escaños que en caso de dispersarse el voto en exceso acabarían en posesión de las fuerzas mayoritarias.

Sin embargo, la interpretación de los datos también ofrece muchas zonas de sombra, sobre todo porque hay un 47,1%, que podría desequilibrar de forma significativa el reparto de puestos en la Corporación, incluso generar un panorama confuso.

A este hecho habría que sumar el voto confesado a partidos que no se presentan a estos comicios. Los encuestadores ha recogido respuestas de ourensanos con intención de votar sobre todo a Podemos pero también a Ciudadanos, formaciones que no participan en el proceso y en los que muchos ciudadanos personalizarían su desencanto. De ese voto —sobre todo el declarado a Podemos— dependería en gran medida la entrada de Ourense en Común con hasta tres concejales. La encuesta observa opciones de que entre en la Corporación una sexta formación. La que más cerca estaría sería Anova, que, al igual que Compromiso por Galicia, participó inicialmente en la gestación de Ourense en Común. La clave para alcanzar esta representación, aglutinar el voto que se disputan los minoritarios, a estas alturas todavía muy desconocidos para el electorado.