La Región

Provincia

OURENSE

La cosecha de castaña se presenta con mucha cantidad y baja calidad

En la provincia oscilará en torno a las 8.000 toneladas y las altas temperaturas de los últimos meses afectaron al producto

La cosecha de castaña se presenta con mucha cantidad y baja calidad

"Hay mucha cantidad, pero la calidad es baja. El calor hizo que le entrara el gusano". Así valora Jesús Quintá García, presidente del Consello Regulador da Indicación Xeográfica Protexida (IXP) Castaña de Galicia, la evolución de la cosecha en la Comunidad, que se encuentra en pleno apogeo en estas fechas. Quintás resalta el hecho de que "se recoge mucha más castaña, la producción va a más y en esto tiene un peso determinante la crisis, que hace que muchas personas vuelvan la vista hacia los 'soutos' que tenían prácticamente abandonados".

Los precios del producto están en nos niveles "altos. El kilo oscila entre un euro y 1,70, dependiendo de la calidad" y este año se esperan recoger en torno a 15.000 toneladas en Galicia, un 60% de ellas en la provincia de Ourense, que equivaldría a unas 8.000 toneladas.

Esta Indicación Xeográfica Protexida nació en 2009 y desde el primer momento se marcó el objetivo de profesionalizar el sector, reestructurar y reordenar las plantaciones, dejando en torno al árbol un marco libre de 10 por 10 metros, para poder mecanizar la explotación e fomentar las variedades económicamente más rentables.



Hasta 81 variedades

"En los 'soutos' gallegos se pueden encontrar hasta 81 variedades distintas en los 'soutos' y se mezclan poductos de gran valor con otros de mucho menor interés comercial, lo que devalúa la rentabilidad final", afirma Jesús Quintás, quien señala que en estos momentos se trabaja con la vista puesta únicamente en ocho variedades y a partir de ellas se intenta potenciar el sector, para lo que, "por primera vez contamos con subvenciones de la Xunta exclusivamente para el castaño", señala Quintá.

El envejecimiento de la población también constituye un lastre para el sector. "Es el gran problema -dice Quintás-; los 'soutos' se van quedando desatendidos y acaban en el abandono, cuando es una producción muy rentable. Si se hace una plantación moderna, con variedades de valor alto y mecanizada, es muy rentable. La castaña es el producto agrícola que más valor tiene, incluso más que el vino", asegura el presidente del Consejo Regulador, quien concluye señalando con rotundidad que "ningún producto agrícola alcanza su precio y se vende todo, porque hay mucha más demanda que producción".

Son muy escasas las familias que pueden vivir de la castaña, pero Quintá calcula que alrededor de unas diez mil personas logran cada año una importante ayuda con este producto, ya que pueden alcanzar unos ingresos extra al año que oscilan entre 4.000 y 6.000 euros".