XORNAL ESCOLAR

Alimentación y lenguaje

El desarrollo alimenticio influye en varios aspectos del desarrollo oral

Necesitamos una buena funcionalidad para adquirir un correcto desarrollo con el fin de evitar trastornos articulatorios y/o deglución.
Necesitamos una buena funcionalidad para adquirir un correcto desarrollo con el fin de evitar trastornos articulatorios y/o deglución.
Alimentación y lenguaje

La sociedad cambia, evoluciona…Empleamos nuestro tiempo libre y el de nuestros niños en actividades de ocio para desconectar, ya que vivimos en un continuo estrés. 
Uno de los resultados que esto supone es una mala alimentación, basada en comidas prefabricadas y sobretodo, en el caso de los niños, alimentos poco densos, fáciles de triturar y que no les resulte complicado comer. 

Muchos niños acuden a consulta de mañanas con un zumo, sin haber desayunado por falta de tiempo. También observo que sus meriendas son con pan de molde y ¨bebibles¨, yogurt y bollería, alimentos que además de no ser saludables dificultan el correcto desarrollo del aparato bucofonador de nuestros niños.

Atrás quedaron aquellos bocadillos de pan que todos comíamos en nuestra merienda…Masticar un filete de ternera se convierte en una auténtica odisea: ¨Mi hijo hace bolas con la carne y tarda mucho tiempo en comer, me desespero¨, comentan los padres. He ahí el problema, y lo que para los progenitores resulta pérdida de tiempo, a la larga se convierte en una hipotonía muscular facial generalizada, ocasionando un desarrollo lento de las estructuras de la zona de la boca. 
 

Dislalias

Es decir, que en numerosas ocasiones aparecen problemas de articulación de fonemas (dislalias) debido entre otros factores a una respiración bucal y al déficit de tono muscular en labios boca y lengua. Resulta complicado que su niño pronuncie bien si no tiene fuerza para levantar la lengua, y si es respirador oral y siempre está en posición baja, probablemente le cueste levantarla y mucho más hacerla vibrar. Si tiene poca fuerza en los músculos  maseteros (para abrir y cerrar, triturar) le costará cerrar la boca en posición de reposo y por tanto estará siempre con la boca abierta. Y si en reposo la boca está abierta la lengua seguirá en el suelo bucal e incluso tomará posición "cómoda" produciendo de este modo un incorrecto desarrollo de paladar y un posible trastorno en la deglución. 

En estos casos numerosos profesionales de la odontología y ortodoncia colaboran con nosotros, al no existir un desarrollo correcto de la dentición los padres llegan a su consulta para que el profesional les asesore y adapte una ortodoncia. Pero, no se trata de corrección orgánica, también tiene que ser funcional, lo que significa que tienen que reeducarse la correcta colocación de lengua y demás estructuras orales para que una vez retirada la ortodoncia no vuelva, por los malos hábitos citados con anterioridad, a desestructurarse todo lo que el profesional de la odontología ha realizado. Es decir, que hay que tener en cuenta el correcto patrón respiratorio nasal, que exista un buen sellado labial y una correcta colocación de lengua en el paladar (en reposo y en el momento de la deglución), para que todas las estructuras funcionen y se desarrollen correctamente.

Variedad alimenticia

Resumiendo, que la comida aparte de ser sana y equilibrada debe tener diferentes texturas y densidades para conseguir un buen desarrollo, y es algo que estamos dejando a un lado pareciéndonos algo insignificante, pero que produce trastornos orales como estos.

Por todo ello no dude en cuidar este aspecto en su casa con sus hijos, y ante señales de alarma acuda a un profesional de la logopedia para orientarlo y trabajar todo ello cuanto antes, para prevenir un mal desarrollo de estructuras orales en el futuro.