Actos y entreactos de M. Manxela

Actos y entreactos de M. Manxela

M. Manxela, está en Allariz, con una exposición que nos acerca a su arte y el proceso inspirador que la anima. Desde comienzos del verano la artista presenta ‘Actos y Entreactos’ los fines de semana, en la planta baja la Fundación Vicente Risco, un proyecto expresivo con pinturas y esculturas. Además, ha programado talleres, con Antonio Fernández Seoane, Patricia Figueroa, Sula Repani o Miguel Carballo. Hasta ahora ha realizado asimismo una performance, con Nuria Sotelo, bailarina y coreógrafa premiada. La artista hace con ella un hermoso duetto artístico en torno a un papel, sobre el que convergen, una sujetando a la otra, que hace de pincel, proceso alterno para realizar, al alimón, un espontáneo cuadro desde ‘Resistencias íntimas’. Danza y arte, inspiración, transpiración, y también sentimiento. Mas desde un punto de apoyo: José María Esquirol lo estudia en su filosofía de la proximidad. 

Ella es María Ángeles Pérez Losada, que con anterioridad ha firmado como Dos Anxos. De profesión docente en la enseñanza pública, IES Otero Pedrayo de Ourense, donde ha estado estos últimos años, tras pasar por San Cibrao-Cervo, Santiago y Palma de Mallorca, donde comenzó. En todos ha pintado y expuesto, aunque su camino comenzó con ‘Improvisaciones’, en 2009, en el Centro Cultural da Deputación ourensana, para seguir con ‘Interpretacións da Mariña’, en el Cenima de Foz, en 2012, y los ‘Encuentros’ en la Visol con Linaza y Toño Quesada hace un par de años. Para este artista amigo suyo su pintura es ‘una metamorfosis: la conversión de los colores en sonidos, en movimiento…’. Con la acuarela tratada libremente, en campos de intensos colores, extrae desde la emoción de la naturaleza expresivos paisajes interiores. A ellos añade figuras femeninas, desde ‘-cións’, 2013, en la galería compostelana Terra de Sombra. Bieito Iglesias conocido escritor de origen ourensano fue uno de los performers colaboradores. Esta es una característica de su savoir faire que quiere ser acercamiento de sensaciones, la imaginación desde los colores, y tintas, para mostrar ese lugar de encuentro holístico con el paisaje. Llega así a una suerte de abstracción formal, que en otros casos es ya aproximación a los postulados del Informalismo, que conoció en su estancia Barcelonesa, cuando la licenciatura de Bellas Artes en los años noventa. Aquí, en el oscuro espacio de la asimétrica sala de la Fundación de la rúa San Lourenzo, incluye asimismo interesantes piezas escultóricas, su especialidad académica. El don del volumen, y el gesto, en las terracotas, dispuestas en geométricos pedestales superpuestos, explicitan desde el cuerpo desnudo un fluir. Un corpus poderoso es el de la mujer rotunda, que posa como madre, amamantando desnuda y concentrada en el sofá, fuerte cual roca y tierna a la vez en el collage: un decir esencial desde el silencio. ‘Atenta busco, espero,/ me anticipo a tu encuentro, me dejo llevar/ Y guardo tu secreto/… para volver a encontrarte’, escribe en uno de sus cuadernos de viaje, artista y docente en movimiento, con raíces en Luintra y Loñoá, tierras del interior cuyas aguas del Loña la llevan desde Ourense...