A Limia

Un muerto y un herido grave en un accidente laboral en Lobeira

A Limia

A LIMIA

Un muerto y un herido grave en un accidente laboral en Lobeira

Las víctimas estaban trabajando en la reforma de una vivienda en el núcleo de As Conchas

Un accidente laboral ocurrido a primera hora de la tarde de este martes en el lugar de Santa Cruz de Grou, situado en el núcleo de As Conchas, en el Concello de Lobeira, se saldó con un fallecido (Javier P.I.) y un herido grave (J.J.G.A.), que fue trasladado en helicóptero al Complexo Hospitalario de Ourense con pronóstico reservado. Ambos trabajadores, procedentes de Entrimo, se encontraban realizando tareas de reforma en una vivienda situada en uno de los laterales de la carretera N-540. 

Aunque en un principio se barajaron las hipótesis de que el tejado de la casa pudiese haberse venido abajo o que incluso los trabajadores se hubiesen caído de un andamio, los hechos ocurrieron mientras realizaban los trabajos de reforma en el porche de la entrada, cuando el tejado de esta parte se habría abatido contra la fachada de la vivienda, golpeando a los obreros y dejándolos atrapados bajo los escombros. El fallecido, de 30 años, perdió la vida en el acto, mientras que su compañero, de 44, permanece ingresado de gravedad en el CHUO. Se cree que el fallo de seguridad pudo ocurrir al no haber apuntalado con firmeza la estructura del porche antes de proceder con la reforma, aunque las causas finales del accidente tendrán que ser analizadas en los próximos días. 


Conmoción en la zona


Según informó el Centro de Atención ás Emerxencias 112 de Galicia, el accidente ocurrió alrededor de las cuatro y media  de la tarde. Hasta el lugar del accidente acudió un helicóptero medicalizado con base en Ourense, que se encargó del traslado del herido grave. 

La noticia del suceso sorprendió y conmocionó a todos los vecinos de la zona, tanto de Lobeira como de Entrimo.

 El alcalde de la primera localidad, Antonio Iglesias, calificó el accidente de "traxedia", al tratarse de dos trabajadores jóvenes y haber perdido la vida uno de ellos en condiciones trágicas.

 También los vecinos se mostraban consternados, recibiendo con sorpresa la noticia del accidente pues las víctimas son dos vecinos conocidos en la comarca de A Baixa Limia, donde ejercían su profesión de albañiles.