Cruel destino final para el Antela

Los jugadores del Antela, abatidos tras caer ante el Choco y descender a Primera Galicia.
photo_camera Los jugadores del Antela, abatidos tras caer ante el Choco y descender a Primera Galicia.
Dos goles del Choco en el descuento acabaron con las ilusiones de un Antela que esperará el ascenso de un equipo gallego a Segunda RFEF para salvarse

Jorge Valdano patentó en su día la famosa frase de que “el fútbol es un estado de ánimo”. Esta expresión sirve en toda su plenitud para reflejar lo acontecido en A Moreira en la última jornada liguera. Un tobogán de emociones que mostraron la cara más dura del deporte para un Antela que había hecho lo más difícil, remontar un 0-2 en contra al Choco y que finalmente no pudo evitar el descenso tras los dos goles redondelanos en el descuento (3-4).

El inicio del partido fue frío, sin apenas ocasiones para ambos conjuntos. Un período de tanteo donde se reflejaba la tensión que existía por lo mucho que había en juego. Los visitantes que esperaban buenas noticias de otros campos, poco a poco se hicieron dueños del esférico a “fuego lento”, bajo la batuta de su centrocampista Óscar Comís que comenzaba a entrar en juego y generar peligro. En el minuto el propio “7” visitante, avisaría por primera vez la meta defendida por Rui con un tiro desde el borde del área. Tras otro disparo alto de Covelo, el primer jarro de agua fría llegaría en el 20. Magistral pase filtrado de Comís a Ivan Capelo que define a la salida de Rui. A raíz del 0-1, los discípulos de Jose Tizón se crecieron y el Antela acusó el primer zarpazo en demasía. Óscar Comís redondeaba su sensacional actuación en el 32, aprovechando un saque de banda para controlar en el área y cruzarla a la red poniendo más tierra de por medio. Lejos de venirse abajo, el 0-2 sirvió a los locales para espabilar, más si cabe conociendo los demás resultados desfavorables de la jornada que se estaban produciendo. Un disparo de Poli en el 40, fue el preludio para el gol de la esperanza cinco después, cuando ya agonizaba el primer acto. Centro de Carlos Villar desde la derecha y Sidi cabecea el 1-2.

Tras el descanso, Óscar Sabucedo dio entrada a Noel y el equipo mejoró saliendo con mucha más intensidad. Pese a ello, los visitantes estuvieron más cerca de meter el tercero, con un disparo de Cacheda que rozó el palo y en otro de Adrián Rodríguez que Breixo sacaba en la línea. Tras dos disparos consecutivos de Joni en el 57 y 58, Óscar Sabucedo quemó las naves en pos de la remontada. Salía un defensa Breixo y entraba un extremo, Alex Teixeira que daría más mordiente al ataque. La igualada no tardó en llegar y unas manos de Figueroa en el área en el minuto 73 se convertirían en penalti. Iván Comesaña paraba la pena máxima a Sidi, pero no podía evitar que en el rechace Pedro marcara. Con el 2-2, el Antela que era conocedor de que el Moaña ganaba su partido y de que solo valía ganar, se volcó convirtiendo el encuentro en una montaña rusa donde podía ocurrir cualquier cosa. El recién salido, Samu tuvo el 2-3 tras una jugada por banda izquierda y posterior disparo que sacaba Rui.  Con el 2-2 y todo por decidir se llegó al epílogo y también a la locura. El éxtasis precedió a la tristeza más profunda. Una falta lateral botada por Noel quedó en los pies de Pedro que tras rechace del portero en su salida, marcaba el 3-2. Tras el saque de centro y en la jugada posterior la puñalada más letal al corazón blanquinegro la asestaba Comís desde la frontal tras despejar de cabeza Quintairos, el balón pega en el poste y se convierte en el 3-3. El definitivo 3-4 en el 95, tras tres buenas intervenciones de Rui, con un Antela ya a la heroica, lo firmaba Bautista. Toca esperar que un ascenso gallego a Segunda RFEF dé la permanencia a los limianos.

Te puede interesar