Deporte general

Un ourensano frente a Maradona: "Era imposible detenerlo"

Deporte general

Fútbol

Un ourensano frente a Maradona: "Era imposible detenerlo"

Diego Armando Maradona, en el partido ante el Mallorca en el año  1983.
photo_camera Diego Armando Maradona, en el partido ante el Mallorca en el año 1983.
Antonio Dacosta defendió a Maradona en el partido de liga que el Barcelona jugó en Mallorca en 1983: "Acabé desistiendo"

Diego Armando Maradona llegó a España en 1982. En su segunda temporada en el Barcelona visitó el Luis Sitjar. Allí lo esperaba el Mallorca y su defensor sería un ourensano, Antonio Dacosta. "Entonces era muy habitual que hubiese marcajes al hombre, incluso con dos jugadores, y me dijeron lo típico que se decía, que lo siguiese por todo el campo, que según tocase la pelota estuviese ya pegado a él", recuerda el ahora miembro del cuerpo técnico de la UD Ourense.

La teoría era sencilla, pero la práctica sería otra historia: "Lo intentabas, pero era imposible. Creías que lo tenías y te hacía un giro con el tobillo o un amago y se marchaba sin problema. No hubo manera". Añade que "me hizo un caño y no sé que cosas más y reconozco que acabé desistiendo. No hubo manera, era imposible detenerlo y acabé intentando no caerme al suelo cada vez que me encaraba".

Aquel partido lo empezó ganado el Mallorca (1-0), pero lo remontó el Barcelona (1-4): "¿Qué si tuvo algo que ver Maradona? ¡Lo hacía él todo! El partido lo ganó Maradona jugando contra todos nosotros. Marcó un gol, le dio otro hecho a Schuster y todas las ocasiones las creaba él. Nunca he jugado contra un futbolista como ese". Y se atreve con uno de los debates más manidos del fútbol: "Para mí ha sido el mejor jugador de la historia y no tengo duda. Habría que ver lo que sería capaz de hacer en el fútbol actual, con estos campos y con marcajes como los de ahora, sin entradas tan dudas como había antes".

No fue la última vez que estuvo con Maradona, aunque ya no sería en un partido. Dacosta fue a verlo a un entrenamiento en Barcelona: "Un compañero de equipo (Juan Carlos Verón), lo conocía personalmente y me dijo que si quería acompañarlo a La Masía. Como persona también me dejó impresionado, la cercanía que tenía y lo sencillo que parecía". El entreno del Barcelona tampoco se le olvidará nunca a Antonio Dacosta: "Urruti (el portero del Barcelona) le colocó diez balones al borde del área. Maradona le dijo el lado por el que iba a tirar y le "clavó" 9 y una la estrelló en la cruceta. Nunca he visto nada parecido, ponía el balón donde quería".