Deporte general

Moss, tributo al casi campeón

Deporte general

Sueños de Olimpia

Moss, tributo al casi campeón

El piloto británico Stirling Moss fue uno de los destacados deportistas fallecidos durante los meses de más incidencia del covid-19.
photo_cameraEl piloto británico Stirling Moss fue uno de los destacados deportistas fallecidos durante los meses de más incidencia del covid-19.

Vivimos tiempos difíciles, pero nos negamos a seguir esta vorágine de incertidumbre y hoy recordamos a grandes deportistas, fallecidos o no por culpa del covid 19.

En abril perdimos al británico Sir Stirling Moss (1929-2020), el piloto con mayor número de triunfos en carreras -212 - sin ser campeón de Fórmula 1.

En la década de los 50 fue cuatro veces subcampeón y tres veces tercero, detrás de Fangio o Brabham. En 1962 se retiró después de un terrible accidente, un mes en coma y seis de parálisis parcial.

Era el último superviviente de una fabulosa generación. "Al borde de la muerte es cuando más vivo me siento". Sí, murió cuando ya no podía conducir.

Chewbacca no fue McNamara

Los enfermos del baloncesto, como quien les escribe, siempre recordaremos con cariño a los "armarios" de la liga NBA.

Se caracterizaban en la década de los 80 por ser de raza blanca, gran altura, más torpeza y presencia testimonial en los equipos.

El estadounidense Mark McNamara (1959-2020) posible víctima de covid- 19 en mayo, fue uno de los  más "ilustres", dos veces campeón de la NBA sin apenas jugar minutos.

Se dijo que interpretó a "Chewbacca" en la saga de "La Guerra de las Galaxias". Sólo sustituyó al lesionado Peter Mayhew en unas tomas de "El Imperio contraataca". Fueron tan malas que el director Irvin Kershner las eliminó. Te queremos igual, McNamara.

"Trinche" Carlovich, mito sin imagen

Diego Armando Maradona sólo reconoce a un futbolista mejor que él, al 'Trinche' Carlovich (1946-2020). Cuando España relajaba su confinamiento se anunció la muerte de la leyenda de Rosario. José Tomás Felipe Carlovich fue el menor de siete hijos de un fontanero croata emigrado a Argentina. No existen apenas fotos o imágenes en movimiento del apodado "Trinche", a quien se le atribuye un control de balón y talento para el juego nunca igualado. "Hacía movimientos incompatibles con la ley de la gravedad", afirman sus excompañeros. El falta de documentos y los halagos de sus contemporáneos agigantaron su leyenda. Lo cierto es que el "Trinche" era un artista incontrolable e indisciplinado, que renunció a la albiceleste "por irse de pesca". Se retiró en 1986 y sólo permanecía en la memoria popular hasta que, en mayo, un delincuente demasiado joven para conocer al mito le dejó en coma para robarle su bicicleta.

Bobby Morrow, el desconocido

Sólo cuatro velocistas han logrado tres medallas de oro (100, 200 y 4x100 metros) en unos Juegos Olímpicos. Recuerden: Jesse Owens, Carl Lewis, Usain Bolt... Y Bobby Morrow. ¿Bobby qué?

Resulta inconcebible que nadie o pocos recuerden a un excepcional atleta de raza blanca, que batió 11 récords mundiales y fue la estrella en 1956 en Melbourne. Cuando aún era universitario y corrió mermado por un virus.

Resulta inconcebible que Bobby Joe Morrow (1935-2020) se retirase cuatro años después, descartado por su país para Roma 1960. Allí se perdieron las tres pruebas.

Trabajó como granjero y carpintero. Falleció hace dos meses, con discreción.

Jack Charlton, gran hermano

Si escuchamos la palabra "fútbol" y el apellido Charlton, lo asociamos de forma inmediata a Sir Bobby Charlton, considerado el mejor futbolista inglés de la historia.

No deberíamos reducirlo a él. Su hermano Jack (1935-2020) falleció hace unas semanas. También fue campeón del mundo en 1966. Un carismático, contundente e incluso goleador defensa central.

Prolongó su carrera en los banquillos, con su clásica boina. Fue el primer inglés -protestante- en dirigir a la selección de Irlanda -católica- a sus mayores logros deportivos. Para algunos hizo más por la paz que muchos políticos. Poseía la doble nacionalidad.

Si escuchan Charlton, piensen en Bobby y Jack.