España

Una residencia de Lleida registra un brote con 18 infectados

España

Alerta sanitaria

Una residencia de Lleida registra un brote con 18 infectados

Un sanitario coge una muestra de un test para detectar el coronavirus (EFE).
photo_cameraUn sanitario coge una muestra de un test para detectar el coronavirus (EFE).
La residencia Castrillón de Lleida ha registrado en las últimas horas un brote de coronavirus con 13 residentes y 5 trabajadores que han dado positivo. El brote se detectó tras recibir visitas.

Según ha informado el Departamento de Salud, desde la atención primaria de Lleida se está llevando a cabo un refuerzo de enfermería y auxiliares de enfermería para apoyar las tareas de atención en la residencia.

Asimismo, se está colaborando en la sectorización y correcto aislamiento de los positivos, así como en el uso de EPI, entre otros.

Por su parte, desde los sindicatos han explicado a Efe que la residencia afectada es privada y que, pese a que “en varias ocasiones lo hemos intentado”, nunca han conseguido tener una representación sindical en la misma.

“Es una residencia muy cerrada y lo que pasa dentro se queda ahí dentro”, concluyen.

Paralelamente, Salud confirma que hay un total de 42 personas aisladas en el Hotel Rambla de Lleida, la mayoría temporeros, y 7 de ellas han dado positivo en COVID-19.

Igualmente, en la granja escuela La Manreana de Juneda hay 24 temporeros positivos más, 2 de ellos aislados en el albergue de Seròs.

El brote se detectó tras recibir visitas

La directora de la residencia Castrillón de Lleida, Carme García Castrillón, ha señalado este martes que los primeros casos de Covid-19 se detectaron el domingo 14 de junio, cuando la fase de la desescalada ya permitía que los residentes recibieran visitas de familiares.

"Hace dos semanas se empezaron a pasar fases y hubo visitas de familiares y aunque se han hecho con absoluta seguridad y en la zona del jardín, los vectores de contagio en las nuevas fases son mucho mayores", ha afirmado la directora en declaraciones a los medios.

Carme García Castrillón ha señalado que cinco profesionales de diferentes consellerias están repasando su plan de contingencia inicial para ir haciendo las modificaciones que precisa y ha señalado que durante los meses de la pandemia su residencia estuvo "limpia" de coronavirus y que el primer caso se detectó a finales de la semana pasada.

"Nadie puede planificar una guerra y esto es una guerra con bombas invisibles, puedes tener un plan estratégico para tu ejército y depende de dónde vengan esas bombas invisibles tienes que cambiarlo todo en 24 horas, eso es lo que estamos haciendo, minimizar el riesgo", ha afirmado.

"Las familias de las personas contagiadas están informadas, las otras familias están en contacto conmigo, vía directa" ha apuntado la directora, que ha señalado que sigue de cerca la evolución de los enfermos hospitalizados y que los que están confinados en la zona individual están todos estables a la espera de que la Conselleria de Salud vuelva a hacer pruebas PCR.


34 residentes

La directora ha contado que los que están en la zona limpia están controlados por el personal y ha precisado que la residencia tenía 34 residentes y 34 trabajadores con lo que "ha podido hacer equipos a pesar de las bajas".

Ha explicado también que el centro ha habilitado un albergue para los trabajadores que quieran quedarse a dormir y ha dicho de ellos que son "verdaderos héroes porque todo el mundo está haciendo de todo".

"Nuestro principal objetivo, por encima de nosotros, por encima de las familias es la seguridad y el bienestar de los residentes, no solo te protejo sino que intento que estés bien en tu confinamiento, que eso es una labor emocional muy importante", ha agregado.