Galicia

Feijóo anuncia el aplazamiento de impuestos autonómicos

Galicia

Feijóo anuncia el aplazamiento de impuestos autonómicos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha garantizado que la Administración también cumplirá con los gallegos, ante el "esfuerzo" que se les pide para combatir el coronavirus, antes de anunciar que "se dotará de liquidez" a 32.000 personas y empresas, toda vez que se suspenderán los plazos de presentación de tres impuestos: Transmisiones Patrimoniales, Sucesiones y tributos del juego.

Según ha explicado el presidente gallego durante su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlamento, estas autoliquidaciones no tendrán que presentarse hasta el 30 de junio de 2020 e incluso podrán prorrogarse, en el caso de que siga el estado de alarma, "hasta un mes después de que se levante dicha situación".

Esta medida se aprobará en el Consello de la Xunta, que se reunirá este viernes, y en el que también se activará "un plan específico para dotar de liquidez" a la tesorería de Galicia.

El objetivo de este plan será compensar el descenso de la recaudación debido a la suspensión de los plazos para tributos autonómicos y también "agilizar los pagos de facturas" a todos los proveedores de la Xunta, "aliviando los efectos negativos" que provoca la crisis del coronavirus.

No en vano, Feijóo ha subrayado que la Xunta es "la principal entidad pagadora de Galicia", con casi 200.000 facturas abonadas en lo que va de año, que acumulan un importe que asciende a 941 millones de euros.


Lo peor está por llegar


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado este jueves la "anticipación" con la que actuó la Comunidad gallega frente a la crisis del coronavirus, al tiempo que ha instado a los partidos a "estar a la altura" de los gallegos y ha hecho un llamamiento "a la unidad", sobre todo --ha dicho-- porque "lo peor está por llegar".

"Lo peor está por está por llegar", ha precisado Feijóo, en el plano de la asistencia sanitaria --ha recordado la estimación de 4.000 camas que ha hecho el Sergas con la vista en el pico--. Pero también ha reconocido que el confinamiento "ha dado sus frutos". "Un contagio menos hoy son tres contagios menos mañana", ha aseverado el presidente gallego.

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región


Y ha incidido en que, a diferencia de los contagiados y fallecidos, los contagios evitados y las vidas salvadas no se pueden cuantificar. "Pero también forman parte de la verdad", igual que los profesionales sanitarios y los trabajadores de servicios esenciales "que cumplen con su labor" día a día.

Dicho esto, y tras repasar las distintas medidas adoptadas y las nuevas que se tomarán, Feijóo se ha reafirmado en que "vienen semanas muy duras". Ha aludido a la presión asistencial "tanto en urgencias, como en las plantas de hospitalización como en los cuidados intensivos".

Eso sí, ha lanzado un mensaje de esperanza: "Galicia se recuperará, como toda España". "No nos podemos dar la mano, pero todos echamos una mano para reducir los riesgos y no nos podemos abrazar, pero estamos más cerca que nunca. Miraremos hacia atrás y recordaremos estos días con tristeza, pero también con orgullo", ha aseverado, antes de concluir con su proclama habitual, el llamamiento a los gallegos a "cuidarse" para "cuidar a los que más quieren".