+ Motor

Ricardo Ramilo se defiende de las acusaciones de Xabi Blanco: "No le dejé tirado, la asistencia estaba al lado"

+ Motor

Ricardo Ramilo se defiende de las acusaciones de Xabi Blanco: "No le dejé tirado, la asistencia estaba al lado"

Ramilo y Blanco, durante una de las etapas del Dakar
photo_camera Ramilo y Blanco, durante una de las etapas del Dakar
El equipo protagonizó la undécima etapa del Dakar al reportar la organización que el pontevedrés había abandonado a su copiloto en mitad del desierto

En la penúltima etapa del Dakar, al margen de los ganadores diarios, la noticia ayer estaba en medio del desierto de Arabia Saudí. Allí, las discrepancias permanentes entre Ricardo Ramilo y su copiloto Xabi Blanco acabaron con el segundo bajándose del coche y acusando a su excompañero de "abandonarlo" a su suerte. Después del revuelo que se ha montado con la historia, el piloto pontevedrés atendió a La Región y ha querido dar su versión de los hechos mientras esperaba a que la asistencia fuese a recogerle de camino al parque cerrado tras sufrir una avería mecánica. "La verdad es que no sé ni que contar hoy. Después de escuchar la versión de mi copiloto es difícil de describir esto tal y como lo cuenta él. Simplemente os doy un par de matices sin buscar más polémica de la que hay porque no van a llevar a nada bueno".

Después de escuchar los audios que envió Blanco, Ramilo añade que "me siento triste porque después de estar dos días intentando entender lo que él hace (Xabi Blanco). El resumen es que anteayer cuando no pudimos llegar a donde yo quería llegar, que eran unas dunas que él consideraba que eran muy peligrosas. Definitivamente no lo hicimos porque me convencieron de que era lo adecuado y al final se observó, como me contó algún piloto de camión, que no había nadie atascado y era perfectamente pasable y tampoco sucedía nada de lo que me habían contado".

12012021-_DV21953_resultado

Precisamente después de la noche en el desierto y el abandono, el piloto pontevedrés considera que "desde ese día las ganas de continuar de Xabi no eran muchas, a mí ya me lo parecía y podríamos haberlo hecho de la manera más sencilla. Con decirme: Ricardo yo no quiero correr más riesgos, yo no vengo a pasar mi Dakar en plan romántico como tú y no quiero tomar más riesgos sería suficiente" y añade "si me llega a decir eso lo habríamos arreglado. Lo complicado es cuando una persona no te lo dice y va buscando la confrontación para poder justificar un abandono o una cosa extraña como lo que ha sucedido hoy".

En este punto, Ramilo es contundente, niega las acusaciones de su copiloto. "Yo para nada le dejé tirado como él dice, al contrario. Él me pide que se quiere bajar, que no quiere continuar. Dejo que se baje y echa a andar en dirección contraria. Le voy a buscar y le pido que se suba, que eso no lleva a nada bueno y veo que intenta evitarme, que prefiere la versión de que le dejo tirado en el desierto como después dice. Me escapa, se esconde entre los árboles y tiene el teléfono en la mano y la asistencia cerca, por eso lo hace. Sabe que no está en ningún desierto y no se va a quedar tirado. Bueno, le pierdo de vista entre los árboles y me digo a mí mismo que se queda con la asistencia, que está cerca. Y me fui solo".

_DK21969_resultado

Sin embargo, Ramilo tuvo que abandonar. "Decido continuar solo hasta que llego al siguiente control y me dicen que no puedo continuar sin mi copiloto, algo que él ya sabía y que no me dijo, aunque no me voy a enfadar con él".

Y zanja el asunto de forma clara. "No le dejé tirado, intenté convencerle de que se subiese al buggy y no quiso. Llamó a la asistencia, se escondió entre los árboles y cuando no lo encontré me fui. Insisto, no se quedó solo, se quedó con la asistencia y con el teléfono satélite, el carnet de ruta y el cable para el móvil".