O Carballiño

Cea vende casi todo su suelo empresarial pero sigue vacío

O Carballiño

Cea vende casi todo su suelo empresarial pero sigue vacío

La tres naves en funcionamiento en el parque empresarial de San Cristovo de Cea. (FOTO: Martiño Pinal)
photo_camera La tres naves en funcionamiento en el parque empresarial de San Cristovo de Cea. (FOTO: Martiño Pinal)
El Concello confía en que se pongan en marcha los proyectos y ultima la urbanización de la zona

El Concello de San Cristovo de Cea ha vendido la práctica totalidad de su suelo industrial. En estos momentos, un total de 15 parcelas están ya en manos privadas, si bien hasta ahora únicamente han edificado en dos. Además del vivero de propiedad municipal, en una de ellas se ha instalado un horno artesanal de pan de Cea y en la otra una empresa de aceites esenciales y cosméticos, mientras el resto permanece en desuso a la espera de que los compradores aborden sus proyectos empresariales.

El alcalde de Cea, José Luis Valladares, declaraba que "son tempos difíciles para as empresas, pero confiemos en que pronto empecen a construir". En ese sentido, se refería a algunas de las que cuentan con una importante superficie de 19.000 y 16.000 metros cuadrados, en las que todavía no se ha ejecutado ninguna obra, y otras de menor tamaño, desde los 3.000 metros cuadrados. Según le consta al alcalde está previsto, entre otras, una empresa maderera, algunas del ramo de la construcción y una cristalería.

De esta forma, quedan en la actualidad tres parcelas disponibles, según indicó el regidor, dos de ellas de reducida superficie y una tercera de aproximadamente 15.000 metros cuadrados.

No obstante, pese a la escasa actividad del parque empresarial, el Concello empezará en próximos días la última fase de urbanización en la que está prevista una inversión de 120.000 euros, de los que el 80% son aportados por la Consellería de Economía, Emprego e Industria y el resto por el propio Concello de Cea. Las obras consistirán en la construcción de un depósito de agua, el remate de varios accesos que habían quedado pendientes de anteriores fases y también en completar el alumbrado público que falta en algunas zonas. "Con esto quedará o parque empresarial acabado, sólo quedarán por facer algunhos traballos de acondicionamento de espazos públicos", matiza Valladares.

Los trabajos están a punto de empezar, ya que deberán estar terminados a principios del próximo mes de noviembre para poder justificar la subvención concedida por la Administración autonómica.

El parque empresarial tiene una superficie que ronda los 320.000 metros cuadrados y la inversión realizada hasta ahora, calcula el alcalde que se aproxima a los 3,5 millones de euros.


El vivero también tiene locales libres


Los responsables municipales han impulsado en este parque empresarial un vivero municipal de empresas, con cuatro locales para oficinas y tres naves, destinados estos espacios a emprendedores que no dispongan de instalaciones para poner en marcha sus proyectos. Una de las naves está ocupada por el escultor Acisclo Novo, que también se dedica al diseño industrial y proyectos singulares para empresas e instituciones; mientras que otro de los espacios está siendo utilizado por un fabricante de instrumentos musicales, que se quedó sin taller a raíz de un incendio durante el pasado mes de junio.

El alcalde, José Luis Valladares, señalaba que "deixámoslle sen cobrar o local ata que reconstruía o seu taller". De esta forma, en el vivero municipal todavía hay espacio disponible para los emprendedores.  Las naves son de dos tamaños, de 96 y 86 metros cuadrados y un coste aproximado de 250 euros mensuales, mientras que las dependencias de oficinas cuentan con una superficie aproximada de 10 metros cuadrados y un coste de 25 euros al mes. La inversión en este proyecto fue de aproximadamente 250.000 euros, de los que 220.000 euros fueron aportados por la Administración gallega.

Más en O Carballiño