O Carballiño

El Concello de Carballiño abrió expedientes a 102 fincas con maleza

O Carballiño

política local

El Concello de Carballiño abrió expedientes a 102 fincas con maleza

Una finca con maleza dentro de la franja de los 50 metros desde el núcleo de Seoane.
photo_cameraUna finca con maleza dentro de la franja de los 50 metros desde el núcleo de Seoane.
En la actualidad tiene localizadas 27 parcelas en las que no se ejecutó la limpieza

La Concejalía de Medio Rural de Carballiño ha abierto un total de 102 expedientes desde el pasado verano relativos a la existencia de fincas con maleza dentro de las franjas de 50 metros desde los núcleos urbanos, que la ley obliga a limpiar. La mayoría son consecuencia de las denuncias por parte de vecinos de las localidades afectadas y en algunos casos también son por iniciativa del propio concello cuando los técnicos consideran que la situación es de alto riesgo.

De los 102 expedientes, los propietarios de 75 fincas ya han realizado la limpieza, quedando pendientes a día de hoy 27, debido a que se trata de parcelas con varios titulares que es necesario poner de acuerdo, o que son desconocidos.

El concello envía a cada propietario dos notificaciones concediendo en cada una de ellas un plazo de 15 días para efectuar los trabajos, que si no se llevan a cabo, dará pie a un expediente sancionador, con multas que oscilan entre los 100 y los 1.000 euros en infracciones leves y de 1.001 a 100.000 euros en las graves. La concejala de Medio Rural, Rosa Fuentes, también se refería al reciente convenio del concello con Seaga para que llegado el momento pueda proceder esta empresa a limpiar la maleza en aquellos lugares de alto riesgo y en los que el propietario no asume su responsabilidad. En este caso, primeramente hay que publicar la resolución en el BOE y solicitar autorización en el Juzgado. 

Algunas localidades como Mouriz ya tienen la franja completamente limpia. En otras como Corval y Vilar están empezando y en estos momentos están notificando a los propietarios de los viñedos abandonados de Banga, siguiendo los planos que facilita el Distrito Forestal.

Más en O Carballiño