O Carballiño

Una nueva estación controla las aguas del río Arenteiro

O Carballiño

Una nueva estación controla las aguas del río Arenteiro

Un operario realiza pruebas del funcionamiento de la estación.
photo_camera Un operario realiza pruebas del funcionamiento de la estación.
La Confederación Hidrográfica persigue la predicción y gestión de fenómenos extremos

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, ha finalizado las obras para instalación de una nueva estación del Sistema Automático de Calidad de las Aguas (Saica) en el río Arenteiro de Carballiño, en el marco del Proyecto RISC Miño-Limia. 

Los trabajos han sido ejecutados en la margen izquierda y han consistido en la instalación de una sonda multiparamétrica que suministrará datos en tiempo real de variables físico-químicas tan importantes para la calidad de las aguas como la turbidez, el oxígeno disuelto, la conductividad, la concentración de amonio o el ph, así como la temperatura del agua.

La estación permitirá detectar inundaciones, sequías, la contaminación, y evaluar los efectos del cambio climático

De esta forma será posible detectar potenciales episodios futuros de contaminación accidental que se puedan producir en esta masa de agua y actuar de forma más rápida y eficaz contra ellos. Asimismo se podrá hacer un mejor diagnóstico y control en continuo del estado del río Arenteiro.

El envío de los datos desde la nueva estación hasta su recepción en el centro de control de cuenca (CECU) del organismo de cuenca, situado en la ciudad de Ourense,  se realizará vía satélite cada 15 minutos. En estos momentos se están realizando las pruebas y conexiones necesarias para asegurar el correcto funcionamiento de la transmisión de la información y para el volcado automático de los datos en la página web de la CHMS. 

El objetivo es el diseño de medidas orientadas a la prevención, preparación, predicción y gestión ante los fenómenos extremos, tales como inundaciones y sequías y fenómenos de contaminación accidental, así como evaluar y combatir los efectos del cambio climático. Además, han comenzado los trabajos para la implantación de los nuevos puntos Saica en el río Avia en Leiro, en el Sarria (Lugo), río Louro y Deva (Pontevedra).