Ourense

ABAU 2020 en Galicia | Adiós a la selectividad con Platón

Ourense

CRÓNICA

ABAU 2020 en Galicia | Adiós a la selectividad con Platón

Los grupos de estudiantes se dieron cita a la salida para disfrutar del fin de la ABAU (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraLos grupos de estudiantes se dieron cita a la salida para disfrutar del fin de la ABAU (XESÚS FARIÑAS).
Los nervios del martes fueron dando paso a una mayor tranquilidad en la ABAU que terminó ayer para más de 1.300 estudiantes ourensanos. Las pruebas se despidieron entre el calor de julio y las mascarillas: "Ahora nos toca disfrutar del verano"

Platón o Descartes, esa fue la última decisión para algunos de los 1.358 que se matricularon en la ABAU 2020. Ayer finalizaron tres días de pruebas para dar la bienvenida a las vacaciones de verano, a la espera de comenzar la vida universitaria. "Ha ido bien, pensé que iba a ser peor", cuenta Yadira Menor, quien busca ingresar en el Educación Social.

Claudia Rodríguez se esperaba algo "más difícil" en la ABAU y su progresión fue de más a menos con el avance de los días: "El primero con Historia lo llevaba muy preparado, ya con este último no tanto", explica esta estudiante que busca entrar en el grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Su amiga Kandela Manterol comenzó "nerviosa" el primer día, pero con la opción de Fernando VII, se fue relajando: "En cuanto lo vi cogí confianza, luego en el segundo día ya no fue tan bien y al último se nos pasó por la cabeza no presentarnos", afirma .

La experiencia de vivirla con compañeros la repetiría de nuevo, lo de estudiar, ya no: "Está chulo y ahora disfrutaremos del verano", comenta Manterol mientras su compañera Laura López sale del examen, con malas sensaciones: "Ha sido horrible, lo tendré que repetir y si pudiese no lo haría". Lo positivo que saca de ello, que la próxima vez tendrá más experiencia.

Ismael López no se decantó por estudiar un grado, pero no perdió la oportunidad de presentarse a la ABAU: "Me ha salido muy bien", valora contento. El confinamiento y el cesa de las clases presenciales ayudó, según él, a que la prueba fuese "más facililla". Solo buscaron parte de trampa con la lectura obligatoria de la tercera evaluación en Lengua Española: "Fueron a pillar, pero escogimos otra opción". Su compañero Brais Donaire no valora ni bien ni mal esta prueba, aunque se presentará a unas oposiciones para la Guardia Civil: "Pudo salir peor y también mejor. Aprobado estará", asegura. 

Mascarilla y distancia

"Es una movida", así definió Ana Karina González a la nueva forma de examinarse en tiempos de covid. Las mascarillas, obligatorias, al igual que la distancia de seguridad guardada con separación entre las mesas. Algunos pensaron que los protocolos serían más estrictos: "Me esperaba más restricciones", indica Rodríguez. 

Las fecha, en pleno mes de julio, jugó en su contra: "Por las mañana se estaba bien porque se abrían las ventanas, por las tardes fatal", cuenta López, "te agobiabas", apunta Donaire.