Ourense

Buscan con perros a Nerea Añel en el entorno del motel Cancún

Ourense

Buscan con perros a Nerea Añel en el entorno del motel Cancún

La policía concluyó el rastreo sin pistas sobre la joven, vista a finales de enero en las instalaciones

La Policía Nacional estableció en la mañana de ayer un amplio dispositivo de búsqueda en los alrededores del motel Cancún, situado en una margen de la carretera OU-540, a su paso por Barbadás, para localizar a Nerea Añel Vázquez, de 27 años, cuya desaparición fue denunciada el pasado 5 de febrero. El rastreo concluyó a primera hora de la tarde sin resultados positivos, después de buscar en pozos, barrancos, casas en ruinas y zonas boscosas, además de un regato que discurre por la zona.

Los agentes iniciaron la búsqueda pasadas las nueve y media de la mañana apoyados por perros adiestrados de la  Asociación de Perros de Rescate de Galicia (Casaga), cuyos guías se  desplazaron desde A Coruña con dos animales. También colaboraron varios efectivos de Protección Civil de Ourense. Los canes patearon buena parte del terreno pero no encontraron un rastro que permitiera esclarecer el paradero de la joven. Sobre las 12,30 horas, los guías regresaban a su base en Ferrol.

Nerea Añel fue vista a finales del pasado mes de enero en el citado motel en compañía de un hombre, algo que inicialmente no levantó sospechas dado que, según pudo saber este periódico, era habitual que acudiera a las instalaciones. En el motel declinaron ayer hacer ningún tipo de declaraciones sobre la desaparición de la joven y la búsqueda que puso en marcha la  Policía Nacional, argumentando que "son un negocio que se dedica a alquilar habitaciones y nada más".

La búsqueda estuvo coordinada por agentes de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) y de Seguridad Ciudadana, que por la tarde centraban las pesquisas, al igual que desde que fue denunciada la desaparición de la joven,   en los ambientes marginales dentro del casco urbano de la ciudad.

Nerea Añel fue vista por última vez el pasado 20 de enero en compañía de un conocido delincuente en el barrio de Covadonga, donde se le pierde la pista. La Policía Nacional ya rastreó buena parte del barrio utilizando drones, pero la iniciativa tampoco aportó resultados positivos.

Los investigadores, además de seguir de cerca a las personas con las salía habitualmente la joven, continúan dando batidas por los lugares que solía frecuentar en la ciudad, parte de ellos en el barrio de A Ponte, el casco antiguo y el núcleo de Covadonga. En este último, los agentes sospechan que están las claves de su desaparición y mantienen abiertas varias hipótesis.


Abiertas todas las hipótesis


La Policía Nacional continuaba ayer practicando diligencias y no desveló las circunstancias en que se ausentó Nerea Añel (si adquirió algún tipo de sustancia estupefaciente o se vio envuelta en algún acto delictivo), argumentando que el Juzgado de Instrucción 2 de Ourense decretó secreto de sumario. Reconocen que están trabajando con varias hipótesis que terminarán dando frutos. 


El pasado sábado  cumplió 27 años


Nerea Añel mide entre 1,70 y 175 de estatura y, según dio a conocer la asociación SOS Desaparecidos, es de complexión delgada, tiene pelo castaño, ojos verdes y tatuajes en ambos brazos.

Su madre denunció el pasado 5 de febrero su desaparición argumentado que no la veía desde finales de las pasadas navidades. El pasado sábado, sus familiares la recordaban a través de las redes sociales asegurando que era su cumpleaños. Todos compartieron de nuevo su foto, abogando por su localización.