Ourense

El calor aprieta: la provincia pasa mañana a alerta naranja

Ourense

EL TIEMPO

El calor aprieta: la provincia pasa mañana a alerta naranja

Un grupo de jóvenes se refresca en una zona del Miño, no autorizada para el baño (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraUn grupo de jóvenes se refresca en una zona del Miño, no autorizada para el baño (ÓSCAR PINAL).
Los termómetros superarán hoy los 36 grados y la cuenca del Miño rebasará los 39º el miércoles

El verano ha llegado con fuerza a la provincia. Los termómetros, que durante la jornada de ayer superaron los 30 grados en buena parte del territorio, continuarán en ascenso durante los próximos días, según las predicciones de MeteoGalicia. La cuenca del Miño y la comarca de Valdeorras se mantendrán durante la jornada de hoy en alerta amarilla por calor, lo que supone más de 36 grados en las horas centrales del día. Mañana, el entorno del Miño alcanzará la alerta naranja, por temperaturas superiores a los 39 grados entre las 15,00 y las 21,00 horas. 

Los valores elevados comenzarán a remitir a partir del jueves, con temperaturas máximas por debajo de los 36 grados, mínimas alrededor de 15 grados y precipitaciones de intensidad moderada en gran parte de la provincia. Hacia el final de la semana se esperan cielos con alternancia de nubes y claros, con cierta probabilidad de episodios lluviosos.

Las máximas, en Verín

Verín registró durante la jornada de ayer la máxima de la provincia, con 36.6 grados a las 17,30 horas, seguido de Leiro, con 36.3 grados a la misma hora. La ciudad superó los 30 grados, pero registró un descenso notable en comparación con la jornada del pasado domingo, cuando superó los 36 grados a media tarde.  

Durante la jornada de hoy, el calor volverá a apretar en la ciudad, donde se espera que los termómetros alcancen los 37 grados, así como en otras zonas de la provincia, como Leiro, que también rozará los 37, o A Arnoia, que podría registrar 38 grados en las horas centrales del día.

Las altas temperaturas vienen acompañadas de valores elevados de índice de radiación, por lo que los expertos recuerdan la importancia de mantenerse alejados del sol en los momentos de mayor incidencia de los rayos, así como proteger la piel, los ojos e incluso la cabeza. El peligro de sufrir insolación y deshidratación es mayor en la población de mayor edad y en los más pequeños, por lo que los sanitarios ponen énfasis en la importancia de beber líquidos de forma continuada durante los días de más calor.