Ourense

El Campus de Ourense tira de Internet, con proyectos parados por el virus

Ourense

UNIVERSIDAD

El Campus de Ourense tira de Internet, con proyectos parados por el virus

El Campus acoge numerosas propuestas culturales y formativas.
photo_cameraEl Campus acoge numerosas propuestas culturales y formativas.
Buscan soluciones para la brecha digital en el alumnado y se impulsan iniciativas ligadas a la crisis

El Campus se adapta a la crisis con teledocencia y en constante análisis de la metodología: ayer mismo los responsables de las facultades reunían datos de alumnado con dificultades para acceder a Internet para buscar soluciones. El coronavirus ha reinventado las clases, ha obligado a leer tesis doctorales por videoconferencia y ha paralizado los proyectos de investigadores ourensanos. En paralelo, miembros de la comunidad universitaria de As Lagoas participan en proyectos relacionados con el COVID-19. La preocupación está en cómo terminar el curso: el ministro de Universidades, Manuel Castells, abogó ayer porque los estudios finalicen online y deja a cada universidad esta decisión.

En historia, semipresencial

La modalidad semipresencial que hace años sirvió a la facultad de Geografía e Historia para remontar en las matriculaciones salva ahora la situación en plena crisis sanitaria. “O primeiro que fixemos é que todo o alumnado pase a esta modalidade”, anota Susana Reboreda, decana del centro, en el que cuatro personas comunicaron problemas de conexión a Internet. “Creo que se está falando con compañías telefónicas para poder sufragar ese gasto”, dice Reboreda.

La facultad de Geografía e Historia celebraba el próximo 22 de mayo uno de sus eventos estrella: la Olimpiada de Historia. “Estamos tanteando aos institutos porque a idea é facela virtual”. Lo que no tiene solución son las excavaciones en Cidadella, están paradas. 

Educación, sin nuevo decano

Xosé Manuel Cid, vicedecano de Educación, apunta que “estamos pendentes de se faremos exames. Teríamos que pensar en alternativas de avalación a distancia”. Subraya la preocupación por los recursos del alumno: “Con isto estamos detectando a fenda social respecto as novas tecnoloxías. Pedimos o alumnado que nos conten a súa situación”. Como anécdota, ayer en Educación tendrían que estar votando por el nuevo decano.

Proyectos parados

El investigador David Fernández Calviño, del Área de Química del Suelo y Agrícola de la facultad de Ciencias, ha visto suspendida la actividad del laboratorio. “Moita actividade hai que deixala xa para o ano que vén, estou traballando na casa e prácticamente adicado ao traballo de gabinete”. Su grupo trabaja en cuatro proyectos europeos, parados todos. “Nun dos proxectos iamos plantar unha serie de cultivos, pero non vamos a poder sementar”, anota.

Aeronáutica, innovando

Higinio González, subdirector de Aeronáutica, se adapta al teletrabajo con la “incognita de los exámenes finales”. El problema de las prácticas curriculares de los alumnos se ha solventado en parte: “Muchas empresas nos las han cancelado. Nos quedaron cuatro alumnos por colocar, pero con dos empresas hemos podido continuar el proceso gracias a que tienen teletrabajo”. González participa además en el proyecto Galicia-Escudocovid19.org, coordinado por la UVigo y Asime y con la participación de 15 empresas gallegas para fabricar y distribuir pantallas protectoras para luchar contra el Covid-19. Ya entregaron 2.000 al CHUO y junto a González participan otros dos profesores del Campus: José Antonio Pérez e Iván Area. Este último participa en un proyecto de expertos gallegos y lusos que han elaborado un modelo que predice la elaboración del virus. Una idea similar también sale de Aeronáutica: el investigador Humberto Michinel continúa el análisis de la evolución del coronavirus en Galicia y España a dos días vista.

Material adaptado a la crisis

El profesor Alberto Vaquero, miembro del grupo GEN, “capea” la crisis gracias a que esta red de investigación de gobernanza y economía potencia el trabajo virtual desde hace años. “Hemos estado proponiendo algunas vías, desde la perspectiva económica, para  mitigar los efectos del coronavirus”, señala. Entre otras, abogan porque los municipios movilicen 25.000 millones de superávit para luchar contra esta crisis. Desde la perspectiva docente, Vaquero apunta que “he adaptado mis materiales de la materia "Cómo  entender los impuestos" del programa Universitario de Mayores a la nueva situación, generando nuevo material”. 

Un regalo al público

Patricio Sánchez, coordinador del máster de Gestión Empresarial y el Deporte, abre hoy al público una de las sesiones, que será virtual. “Queremos dar resposta á situación e o facémolo co que mellor sabemos facer, que é compartir os nosos coñecementos”, anota.