Ourense

La Ribeira Sacra, ya a solo un peldaño de ser Patrimonio de la Humanidad

Ourense

Premio

La Ribeira Sacra, ya a solo un peldaño de ser Patrimonio de la Humanidad

La candidatura gana la carrera en España y se cuela entre las 24 propuestas que la Unesco debe evaluar el próximo año

El sueño de la Ribeira Sacra de convertirse en Patrimonio de la Humanidad está cada vez más cerca de convertirse en realidad, encontrándose ya a un solo escalón que deberá subir el próximo año, en una sede todavía por determinar. La candidatura logró dar el paso de convertirse en una de las 24 propuestas elegidas para ser presentada y sometida a estudio y debate en la 45ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, según le notificó ayer este organismo a la Xunta.

El enclave único que es la Ribeira Sacra, entre las provincias de Ourense y Lugo, ha sido aceptada como la propuesta que España presentará en esta sesión, optando a engordar la lista de Patrimonio Mundial a la que Galicia aporta el Casco Vello de Santiago, el Camino Francés, los Caminos del Norte, la Muralla de Lugo y la Torre de Hércules.

La Xunta destaca que "estamos ante unha moi boa nova, froito do traballo e o esforzo conxunto das administracións e a sociedade civil", entendiendo que la posición que adquirirá la Ribeira Sacra con este proceso "abre importantes perspectivas de crecemento e desenvolvemento sostible para este territorio".

Especialmente importante ha sido el papel jugado por la Diputación de Ourense, que bajo la batura de Manuel Baltar reactivó la tramitación para que la Ribeira Sacra pueda estar ahora a un paso de convertirse en Patrimonio de la Humanidad, con la inestimable colaboración de la Diputación de Lugo y los concellos de ambas provincias que conforman este paisaje natural. Asimismo, también ha sido decisiva la colaboración del Consorcio de Turismo Ribeira Sacra y el Consello Regulador de la Denominación de Orixe Ribeira Sacra, entre otros organismos. "Co seu traballo lograron crear as condicións axeitadas para o desenvolvemento do expediente", destacan desde la Xunta.


Trabajo técnico


El haber llegado a este punto se sustenta en un intenso y profundo trabajo técnico impulsado por la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, destacando el valor universal excepcional de la Ribeira Sacra, testigo excepcional de la cristianización del Occidente de Europa, ya que en este territorio se desarrolló un movimiento ascético de eremitas y anacoretas que ocuparon los valles del Sil y del Miño, sustituido posteriormente por la implantación monacal. Esa espiritualidad juega un papel trascendental en la candidatura.

Además del importante patrimono cultural y arquitectónico, la Ribeira Sacra también es un claro ejemplo de paisaje vivo y "máximo exponente" de la relación entre ser humano y naturaleza, como ejemplifican las monumentales terrazas en las laderas de los cañones del Sil y el Miño para la explotación de una agricultura de subsistencia basada en el policultivo. 


Una inversión plurianual para potenciar los recursos


Al margen del proyecto elaborado para que la Ribeira Sacra pueda ser Patrimonio de la Humanidad a partir de 2021, la Xunta ha puesto en marcha en los últimos meses un ambicioso plan para invertir en este enclave y convertirlo en todavía más atractivo.

El "Plan Ribeira Sacra. Plan de xestión da paisaxe cultural 2020-2023" pretende convertirse en una herramienta para el desarrollo de la zona e impulsar la carrera hacia el reconocimiento de la Unesco planificando una inversión de más de 34 millones, articuladas en siete programas y 35 acciones de las que se beneficiarán 25 concellos de las provincias de Ourense y Lugo, en los que viven más de 60.000 personas, apuntan desde la Xunta.

El plan contempla mejoras en los ámbitos del patrimonio y el paisaje cultural, la ordenación del territorio, la conservación de los valores naturales y medio ambiente, el desarrollo económico sostenible, la gestión del turismo, la educación, formación, investigación, comunicación y participación.

No es la única herramienta que la Xunta ha puesto a disposición de la Ribeira Sacra, sino que también se ha conseguido impulsar un plan especial de infraestructuras y dotaciones para Os Peares, lo que asegurará una inversión de 15 millones en la zona, con actuaciones previstas como la urbanización del borde del río Búbal, la pavimentación de accesos a la estación de tren o la ampliación del paseo del Miño. "Un horizonte de oportunidades", como coincidieron Xunta y concellos en la presentación de estos planes.