La Región

MOVILIDAD

Estudian cambiar el sentido del tráfico en La Habana y Celso Emilio Ferreiro

La movilidad es un reto pendiente que empieza a dar pasos: Concordia será peatonal y habrá una gran plaza en torno a San Lázaro
Coches bajando la avenida de La Habana, que podría ser de subida con el nuevo modelo de movilidad. (XESÚS FARIÑAS)
Coches bajando la avenida de La Habana, que podría ser de subida con el nuevo modelo de movilidad. (XESÚS FARIÑAS)
Estudian cambiar el sentido del tráfico en La Habana y Celso Emilio Ferreiro

La ciudad afronta una nueva Semana de la Movilidad con los retos todavía pendientes pero algunas ideas definidas para acometer una segunda gran peatonlización, que tendría el entorno del Parque de San Lázaro como centro neurálgico. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)–que data de 2012– está siendo actualizado y será entregado al Concello en el plazo de un mes.

La actualización del PMUS serviría para dotar de un marco legal a la ciudad para aplicar los cambios previstos en movilidad, con acciones concretas para asumir los objetivos. "Es una herramienta homóloga al Plan de Urbanismo, que reordena el urbanismo; esto reordena la movilidad", dice Paula Feijóo, de Urba+, empresa que lo elabora.

El Móvete por Ourense es un documento "que recoge el sentir social, mientras que el PMUS es un documento marco técnico para hacerlo posible", añade Feijóo. Una vez que el documento esté perfilado, será el momento de asumir los primeros retos. "Algunas cosas se va a empezar a ver, aunque todo lleva su tiempo", manifiesta el concejal de Infraestructuras, Miguel Caride. Sobre la mesa, una propuesta clara: la peatonalización de la rúa Concordia, que será "inmediata". 

De ella, derivarán otras actuaciones para reordenar el tráfico y evitar aglomeraciones. Una de ellas, probablemente la más notoria, se encuentra ahora mismo en fase de estudio: intercambiar los sentidos de circulación entre la avenida de La Habana y Celso Emilio Ferreiro. 

Así, la primera pasaría a ser de subida y la segunda vía, de bajada. Esto complementaría la peatonalización de Concordia y la reordenacion del tráfico en el entorno del Parque de San Lázaro, que quieren convertir en una "gran plaza peatonal", con la Subdelegación, La Habana y Valle Inclán como aristas, uniéndolos a Paseo y Casco Vello.

La ciudad 30 será otra de las medidas. "No basta con poner una señal, hacen falta infraestructuras para que pueda funcionar, con bandas rugosas o radares disuasorios", indica Benito Bouzada, de Stop Accidentes, crítico con lo realizado hasta ahora, pero "esperanzado" en que, de una vez por todas, se coja el toro por los cuernos. Para ello reclama "voluntad política y valentía", lo mismo que dice Paula Feijóo, de Urba+, para quien hace falta "tomar medidas". 

Esta valentía pasaría por afrontar la "polémica" que todos dan por sentado que acarreará el cambio de modelo previsto. También por crear plataformas únicas o proyectos "más ambiciosos", como dice Feijóo, en peatonalizaciones recientes como la de rúa Xocas. "Eso no ha sido una peatonalización", lamenta Bouzada. Desde el Concello, Caride liga la urbanización de la zona a "obras contempladas en los presupuestos". En cuanto a la segunda peatonalización Caride recuerda que en Vitoria se ha hecho "y la calidad de vida ahora es fantástica".  El proceso será "ordenado" y con un eje: concienciación ciudadana. "Van a tener nuestro apoyo, transformar la ciudad lleva tiempo, pero tenemos que concienciarnos de que esto no puede seguir así. Necesitamos una hoja de ruta a corto, medio y largo plazo", señala Bouzada. 


Colectivos implicados


El Concello dice estar dispuesto a escuchar a los colectivos. Uno de ellos, el gremio de taxistas, que quiere que lo tomen en cuenta. "Hai moito que mellorar, pero teñen que escoitar os sectores que traballamos pola mobilidade. Hai que acortar tempo e tráfico aos usuarios. En calquera cidade os taxis son máis atractivos porque teñen certas prioridades. En tanto non haxa conciencia en Ourense de que a mobilidade é para servizos públicos,como o taxi, non faremos nada", dice Francisco Álvarez, presidente de la Asociación de Taxistas de Ourense. 


Cortes de calles puntuales a modo de prueba


La hoja de ruta "Móvete por Ourense", un diagnóstico  a partir de la participación de la ciudadanía, fue de nuevo presentado ayer, aprovechando la Semana de la Movilidad. La primera acción, actualizar el PMUS, está en marcha. El Móvete por Ourense contempla cortes "de estudio" por las calles, para lo cual se definirá una programación, como se hará mañana en el entorno de la Subdelegación. Son proyectos de "Hoy paseo por mi calle", para evaluar el impacto que tendría. "Hace falta hacer pruebas y campañas de concienciación", indica Caride.Según explicó Paula Feijóo, de Urba+, junto a su compañera Emma Noriega, la ciudad está "en el mismo punto", si bien la moción aprobada por todos los grupos les hace pensar que por fin hay "voluntad política" para tomar medidas. Sostienen que en cuanto entreguen el PMUS será un tema "de tomar decisiones" para lleva lo a cabo. "Hay que hacer mil cosas que no se están haciendo", concluye Feijóo. 

Planes de movilidad
Gran plaza peatonal
El Concello lanzará concurso de ideas para una gran plaza peatonal en todo el entorno del Parque de San Lázaro, como centro neurálgico de la ciudad.
Plataformas únicas
Calles peatonales, como Xocas o Cardenal Quevedo, siguen a la espera. El Concello lo liga a los presupuestos para acometer obras, al igual que en Concordia.
Reordenar tráfico
El tráfico pasaría por detrás de la Sudelegación (Juan XXIII), y se estudia intercambio de sentidos en Habana y Celso Emilio (serían de subida y bajada, respectivamente).