Ourense

Los críticos con Jácome trabajan para forzar su expulsión del grupo de DO

Ourense

Crisis en el Concello de Ourense

Los críticos con Jácome trabajan para forzar su expulsión del grupo de DO

Miguel Caride y Gonzalo Pérez Jácome, durante una rueda de prensa conjunta. (FOTO: AC)
photo_camera Miguel Caride y Gonzalo Pérez Jácome, durante una rueda de prensa conjunta. (FOTO: AC)
Los concejales aluden para ello a su "opaca" gestión económica, la exigencia de donaciones o tomar acuerdos unilaterales

Los cuatro concejales de Democracia Ourensana –Maite Rodríguez, Miguel Caride, Manuel Álvarez y María Dibuja– que se han desmarcado del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, trabajan ahora para forzar la expulsión de este del grupo municipal de DO y que pase a ser un concejal no adscrito. Así se lo han transmitido a la secretaría xeral del pleno del Concello, a la que reclaman a través de un escrito que valide el acuerdo adoptado por la mayoría del grupo municipal, dado que en estos momentos Jácome solo cuenta con el apoyo de Armando Ojea, un equilibrio de fuerzas que ni siquiera rompería la incorporación de Telmo Ucha.

Los motivos para acordar la expulsión de Jácome del grupo están directamente relacionados con las irregularidades por las que ha sido denunciado ante la Justicia. Así, los críticos exponen en su escrito por ejemplo la "inadecuada, exclusiva y opaca" gestión de las dotaciones económicas al grupo municipal, cuya justificación escondía hasta este pasado fin de semana, con unos gastos que no se corresponden con lo que habitualmente declaraba, relacionados con pagos a su televisión. "Nos consta que las dotaciones se están destinando a fines municipales relacionados con el funcionamiento del grupo, negándose reiteradamente a dar cuenta de las mismas", sostiene los críticos.

Más razones

También sacan a la palestra en su escrito la exigencia de donaciones a los trabajadores eventuales, recordando que son hechos que se han denunciado. La mayoría de ediles de DO cuestionan también que nunca se ha consultado qué personal se incorpora al grupo, tomando unilateralmente la decisión Jácome.

Esta falta de transparencia la trasladan también a los acuerdos políticos, criticando la decisión de romper el pacto con el PP "sin acuerdo previo con el conjunto del grupo", así como la retirada de competencias a Miguel Caride y Manuel Álvarez, que expresan su voluntad por "solucionar este conflicto por causas razonables" y reanudar la alianza de gobierno con los populares. "La decisión unilateral de Jácome vulnera claramente el principio constitucional de funcionamiento interno democrático", sostienen.

"En cualquier partido se habría planteado y discutido, pero en este contexto Jácome toma las decisiones de forma totalmente unilateral, con mando absolutista, niega cualquier opinión que no se acorde a sus intereses personales y no conoce lo que es la democracia interna", afirma el edil Manuel Álvarez.

Enfrentamiento

Álvarez, que también es vicepresidente de DO, ha sido uno de los más criticados por Jácome, que ayer respondía anunciando la suspensión cautelar de sus funciones en el partido, desvelando la incoación de un expediente disciplinario "que podría conllevar la expulsión definitiva" de la formación, amenaza que para Álvarez no tiene importancia alguna: "No sé a qué viene".

En su respuesta al acuerdo para expulsarlo, Jácome habla de "desvarío de indocumentados", asegurando que "se dedican a fabular con una realidad que solo existe en sus cabezas", atribuyéndose además toda la representatividad de DO junto a Armando Ojea. 

Estupor por los 167 euros de gasto: “¿Dónde está el resto?"

Con el pie cambiado ha cogido al sector crítico de Democracia Ourensana la publicación de la justificación del gasto de las asignaciones del Concello a los grupos políticos, ya que el documento firmado por el líder de la formación, Gonzalo Pérez Jácome dice que el grupo solo gastó 167,61 euros pese a ingresar más de 46.550 euros, un cambio mayúsculo respecto a anteriores ejercicios, cuando los desembolsos oscilaron entre los 18.720 y los 40.385 euros.

Otra diferencia es que mientras  desde 2015 a 2018 DO justificaba siempre los gastos bajo el concepto "Publicidad y Comunicación", reconociendo Jácome que era para su televisión privada la gran mayoría, en 2019 solo aparecen servicios bancarios y de seguros.

"¿Dónde está el resto? No lo sabemos. Lo que ha hecho no tiene ni pies ni cabeza", señalan fuentes de los críticos de DO, recordando que han sido este tipo de maniobras en la gestión económica las que han propiciado la denuncia ante la Fiscalía.

Además de esto, los díscolos están convencidos de que Jácome no ha reintegrado el dinero sobrante del mandato anterior, tal y como establecen las bases de ejecución del presupuesto del Concello.

"No lo ha devuelto, estamos convencidos y eso es un problema para el grupo, está reconociendo que hay una deuda con el Concello", sostienen en su argumentación. 

La diferencia entre lo ingresado y gastado, según las justificaciones presentadas, es notable, con un desfase que asciende a cerca de 60.000 euros que no se habrían anotado en la contabilidad, presentada según los críticos por la presión generada en las últimas semanas.