Ourense

La hostelería se planta y no abrirá el día 11: “Así no nos sale a cuenta"

Ourense

EN PORTADA

La hostelería se planta y no abrirá el día 11: “Así no nos sale a cuenta"

Aspecto de la rúa Luna, a la izquierda, rúa Lepanto, centro, y rúa dos Fornos, del Casco Vello (MARTIÑO PINAL).
photo_cameraAspecto de la rúa Luna, a la izquierda, rúa Lepanto, centro, y rúa dos Fornos, del Casco Vello (MARTIÑO PINAL).
Con un 30% de terrazas y el 100% de gastos no levantarán la persiana, mientras las dudas siguen planeando en las peluquerías

El sector hostelero de la ciudad y gran parte del de la provincia se planta y deja clara su postura: "Así no abrimos". Los propietarios de bares, taperías, restaurantes y cafeterías no abrirán el próximo 11 de mayo al considerar "insostenible" mantener los negocios con el "100% de gastos" si solo pueden funcionar a un "30%" de lo normal en la terraza. Los propietarios de negocios de hostelería son muy críticos con las normas de la primera fase de desescalada prevista por el Gobierno central. "Habrá quien pique, pero no se puede pretender tener un 30% de negocio con los mismos gastos", explica Quique Fidalgo, propietario del bar de tapas O Frade, del Casco Vello. La suya es una reivindicación común en la zona. "Más del 90% de las taperías de los Vinos no abrirán el día 11", sostiene el hostelero Luis Balvís, que ha organizado un grupo de mensajería móvil con una importante representación de los hosteleros y que muestra que las sensaciones son parecidas en todos.

"¿Abro con dos mesas? Es injusto, ni yo ni nadie con dos dedos de frente lo hará. Y el día 25 nos dejan abrir también dentro, con otras dos mesas. Eso es inviable. Como dije siempre, es mejor esperar a que haya garantías. El resto sería un suicidio económico. Sería arruinarse", añade Quique Fidalgo.

Dudas multisectoriales

Las dudas surgen en muchos sectores, aunque en el comercio minorista tiene más claro que abrirá el día 11, sin tener claro el funcionamiento de los protocolos. Muchos están preparados, con protocolos y equipos de protección, pero desconocen el alcance de las medidas y el aforo que podrán tener. 

Trabajan con la hipótesis de que las condiciones concretas trasciendan el propio domingo, sin apenas antelación", señala un gestor de la ciudad, que vivirá el fin de semana en alerta en caso de que las órdenes del Gobierno les obliguen a tramitar de urgencia mucho papeleo. 

Gastos. un empresario calcula 1.200 euros de ingresos para 4.000 de gastos al mes si abre el 11 en esas condiciones

El comercio, con ilusión

El comercio mayoritariamente abrirá el día 11, según preciso la presidenta de la Federación de Comercio de Ourense, Beatriz Gómez, mientras que la mayor incertidumbre reside en las peluquerías. "En textil el problema más grave es el protocolo de higienización de ropa y calzado", sostiene Gómez, que asegura que se mantendrán "las medidas de protección adecuadas para clientes y comerciantes".Las sensaciones son de "ilusión" por las ganas de "vender mucho" tras "muchos días cerrados". Por el momento, otra inquietud es si finalmente se podrán retrasar las rebajas, aunque de momento no hay noticias.

El comercio tiene que claro que abrirá el 11 pero mantiene dudas sobre los protocolos concretos que se deben seguir

Peluquerías sin nada claro

Las dudas en las peluquerías siguen presentes, a tan solo 48 horas de su  apertura con cita previa. Paco Gallego, de Gallego Estilismo, confiesa la preocupación del sector ante la falta del soporte legal en el BOE para su reapertura el lunes: "Esto nos pilló a todos por sorpresa. No se especifica si puedes atender a solo una persona. Una peluquería pequeña podría hacerlo, pero las grandes... ¿Y qué hago con los empleados? No sabemos si se pueden quitar a algunos del ERTE o cómo hacer, todo está en el aire".

"Creo que nos tendrían que haber dicho hace 15 días si íbamos a abrir el 11", apunta el empresario del sector Jorge Cachaldora.

Ana Vázquez, dueña de la peluquería Por los Pelos de la ciudad, ve "confusión, porque no hay nada claro sobre la gente que podemos atender". Y añade: "Hay una psicosis del aforo y la gente tiene miedo. Hay que organizarse". 

Los que más claros son al respecto de la no apertura del 11 de mayo en estas condiciones son los de  sector hostelero. Y más al conocer que no se ha clarificado que puedan dejar a algunos empleados en el ERTE. El planteamiento del Gobierno de abrir solo con el 30% de las terrazas los bares y cafeterías "no es viable" y si no hay cambio de última hora en las obligaciones que les imponen desde el Ejecutivo, "no abriremos, porque no sale a cuenta", señala Pablo Fernández Manzano, dueño del bar Albatros, en la rúa Ervedelo de O Couto.

"Yo tengo cuatro mesas en la terraza del bar, aunque pudiera utilizar las cuatro, no podría pagar ni luz, ni agua, ni el resto de gastos que tengo, como los dos autónomos -yo y mi mujer-, a lo que se une la obligación, según parece, de volver a coger a la chica que tengo empleada y que ahora está en un ERTE", explica este hostelero que lleva "desde los 14 años trabajando en este sector".

Ourense. 01/05/2020. Entrevista al Hostelero Carlos Abellás delante de su bar.
Foto: Xesús Fariñas

No salen los números

Traducido en números, señala que "los gastos mensuales superan los 4.000 euros, mientras que con las normas que ha impuesto el Gobierno, los ingresos no sé si llegarían a los 1.200, tirando por lo alto". Añade categórico que, "con este sistema que se ha impuesto habrá que cerrar definitivamente, ya nos costaba llegar a fin de mes antes, así que ahora...". Coincide en el diagnóstico Carlos Abellás, dueño de la red de cafeterías Arábica, con 18 empleados. "En un principio no vamos a reabrir, con estos parámetros es inviable, un sinsentido". Y lo resume: "Es un 30% de inversión, como mucho, y un 100% de gastos", lo que, según su reflexión, deja un 70% de déficit que debe poner el hostelero.

En cuanto a la posible solución apuntada por algún concello de permitir la ampliación de terrazas de los locales para que puedan conservar al menos el mismo volumen de mesas que en la actualidad, matiza: "Eso en zonas de playas o en el Parque de San Lázaro podría hacerse, pero en el 90% de los locales de Ourense, como la zona de los Vinos o en los barrios, no es posible". Y remata: "No se puede reabrir si no es al 100%".

mtp9483_resultado

Fay Tijani, de El Tragaluz, lo tiene claro: "Aunque abriera yo solo el local, con lo que pudiera atender, no es viable, porque el gasto siempre será superior a lo que voy a poder facturar". Tiene claro, por tanto, que con estos parámetros "no abriré".

Óscar Vivián, que regenta una cafetería en la rúa A Saínza de Ourense, se une a esta idea: "Si yo pudiera abrir solo al principio e ir reincorporando empleados a medida que voy recuperando el trabajo, podría intentar esa reapertura, porque tengo claro que es mejor trabajar que quedarse en casa sin hacer nada".

Ourense. 01/05/2020. Entrevista al Hostelero Óscar Vivián delante de su bar.
Foto: Xesús Fariñas

Por otra parte, apunta su deseo de "contribuir a generar actividad económica, porque reabrir significaría adquirir productos para ofrecer a los clientes". Pero tiene claro que "con solo el 30% de aforo de la terraza, si además tengo que mantener a los seis empleados que tengo en este momento en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo, es imposible". En todo caso, aguarda a "conocer en detalle el texto de la normativa cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado, incluida la letra pequeña, porque ahora apunta que esa reincorporación de la plantilla será paulatina", señala.

En las villas

Tampoco en las villas se muestran predispuestos a abrir sus establecimientos si se mantienen las actuales limitaciones dictadas por el Ejecutivo. "No lo veo viable y, además, las fases no tienen sentido. Yo tengo 14 mesas y me quedaría con tan solo cuatro", señala Manuel Ángel Fernández, del Café Teatro Bajo 5, establecimiento situado en la Praza do Sagrado de O Barco.

Añade que "hay muchas lagunas, porque yo sé que puedo abrir al público cuatro mesas, ¿pero cuántas personas por mesa?", se pregunta. Apunta que estos vacíos de información de la norma se deben "a que el Gobierno no consultó con el sector, como se les ha estado pidiendo por activa y por pasiva". Su planteamiento es "abrir en la fase 3, aunque si hay cambios en la actual normativa podríamos pensarlo".

barco_resultado

En la provincia, los hosteleros ourensanos han comenzado su reivindicación sumándose al lema "Así no abrimos". Cada vez más lo tienen claro. "Hay puntos difíciles de cumplir, como puede ser el uso de los servicios, en los que podrían coincidir varios clientes", apunta Balvís, o incluso "no se podría usar la barra, algo impensable en los bares de los Vinos", subraya el dueño del Frade. En general, tiene claro que "no se puede castigar a la hostelería de esta manera". Y un drama que se avecina: "¿Si un chico de 30 años no encuentra trabajo en Ourense hoy, de qué lo va a encontrar alguien de 50 dedicado toda la vida a la hostelería?"