Ourense

Restricciones en Ourense | La hostelería se plantea la reapertura: “A caixa faise dende as sete da tarde"

Ourense

Lucha contra el coronavirus

Restricciones en Ourense | La hostelería se plantea la reapertura: “A caixa faise dende as sete da tarde"

La plaza de Santa Eufemia, vacía, sin sus habituales terrazas de los locales hosteleros. Martiño Pinal
photo_camera La plaza de Santa Eufemia, vacía, sin sus habituales terrazas de los locales hosteleros. Martiño Pinal
Reclaman un rescate económico "en condiciones" y recuerdan que las ayudas apenas cubren los gastos de un mes

Una de cal y otra de arena. La hostelería ourensana recibió con dudas el anuncio del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, relativo a la reapertura del sector a partir del viernes en la mayor parte de la provincia (excepto en A Peroxa, Gomesende y A Gudiña). La letra pequeña –aforos limitados, horario hasta las 18,00 horas– preocupa a dueños de bares y restaurantes, así como la posibilidad de la llegada de una cuarta ola del virus que vuelva a cerrar sus negocios. 

La apertura, en estos términos, sabe a poco. "É que a caixa faise dende as sete da tarde. Entre as 15,00 e as 18,00 horas non se move nada na cidade", asegura Pepe Vilachá, dueño del bar Vilachá. El miedo a lo que vendrá también pesa. "Estamos en un bucle de abrir, cerrar, abrir, cerrar... Cada vez que abrimos esperamos que sea por más tiempo y mejor, pero...", apunta Javier Outomuro, presidente de la Unión de Hosteleros Ourense.

El límite horario impide el "tapeo" y las cenas, principal sustento de gran parte de la hostelería. "Hay mucha gente que tiene dudas de si abrir o no con este panorama", reconoce Álex Castro, de la Asociación de Hostalaría e Restauración Ourensá (Ahrou). Al cierre a media tarde se le suman los límites de aforo. En aquellos concellos en nivel dos (11 en la provincia), solo podrán atender en terraza, lo que perjudica a los que no la tienen. En los de nivel tres (78), sí podrán atender en el interior, pero solo al 30% y sin consumir en barra. "Es un porcentaje muy bajo, hay quien no va abrir mientras estemos así porque no compensa con todos los gastos que supone poner en marcha el local", comenta Javier Outomuro. "Para os que non temos terraza, a ver que facemos con ese 30%", explica Vilachá, que reclama al gobierno local, desde el verano, la posibilidad de colocar terrazas en zonas de aparcamiento. "Aprobaron unha instrucción para permitilo, pero tes que levar tantos papeles e xustificante de arquitectos que non é factible", apunta. 

El alivio de las medidas actuales, además, supone un problema en aquellos establecimientos con personal en ERTE. "Nun negocio familiar, vale. Traballa unha soa persoa e listo. Pero se tes traballadores, cantos podes manter?", se pregunta Vilachá. El sector, además, espera, impaciente, a las nuevas medidas de control anunciadas por Feijóo. "Van a venir a comprobar que limpiamos, que tenemos las distancias, que tenemos el hidrogel en zonas visibles... Y eso por no hablar del registro de clientes planteado. Al final, todo recae sobre nosotros, una vez más", reivindica Álex Castro.

En el caso de los restaurantes, también hay dudas respecto a la reapertura. "Nosotros por ahora vamos a seguir cerrados y esperar un poco a ver qué pasa. Abrir supone unos gastos que no puedes afrontar si no tienes apenas clientes", cuenta Marco Varela, del restaurante Sábrego del Pazo Casal de Armán, integrante de la asociación Cociña Ourense. La campaña de Semana Santa ya la dan por perdida: "No creemos que haya mucho movimiento y también está el miedo de que llegue una cuarta ola". 

Las ayudas

La Xunta publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el II Plan de Rescate para sectores afectados por las restricciones, anunciado hace semanas. El plan contempla movilizar hasta 75 millones de euros, entre hostelería y otros ámbitos afectados. "Somos moitos negocios, moitos. Ao final, as axudas chegan para o que chegan, para cubrir os gastos dun mes", explica Pepe Vilachá. El alquiler, la luz, el agua o los impuestos municipales siguen corriendo. "Pedimos una indemnización, no una ayuda, porque nos han obligado a cerrar", dice Castro.

Caravana

La Unión de asociaciones libres, que agrupa al sector primario, los transportistas y autónomos, convoca hoy paro nacional y caravana en 25 ciudades españolas, entre ellas, Ourense. La acción tiene como objetivo visibilizar los problemas de estos sectores, que desde el inicio de la pandemia se han enfrentado a sucesivas restricciones. "A hostalaría non é só o bar, tamén todo o que está detrás, todos os sectores que se ven afectados de que nós non funcionemos. É unha máquina que ten que empezar a moverse", asegura Vilachá. La caravana arranca a las 10,00 horas en la Subdelegación del Gobierno, frente al Parque de San Lázaro.