Ourense

Golpes, gritos y bastonazos en San Lázaro por no llevar mascarilla

Ourense

Crónica

Golpes, gritos y bastonazos en San Lázaro por no llevar mascarilla

Viandantes intentando calmar los ánimos en el momento de la pelea.
photo_camera Viandantes intentando calmar los ánimos en el momento de la pelea.
Tres ourensanos llegaron a las manos en el parque de San Lázaro cuando uno de ellos indicó, a golpe de bastón, a una madre y su hijo que se pusiesen la mascarilla. El desencuentro terminó en una pelea solventada por otros transeúntes.

Durante la mañana de ayer tuvo lugar una pelea en las inmediaciones del parque de San Lázaro protagonizada por un hombre que agredió a una madre y su hijo que circulaban sin mascarilla en la calle Concello.

Alejandro Montero y su madre, Aurea López, no llevaban mascarilla porque ante ciertas patologías crónicas se otorga una autorización médica para no tener que usarla. Un hombre de avanzada edad, ante la presencia de ambas personas, decidió llamarles la atención indicando que se pusiesen el tapabocas mientras golpeaba con repetidos toques de bastón la cara de Montero. Ante el ataque, madre e hijo comenzaron a gritar, y tratando de defender a Alejandro, Aurea empujó al hombre, que trataba de detenerla, provocando su caída al suelo.

Los viandantes acudieron corriendo al lugar de los hechos ante los alaridos y trataron de separar a ambas partes. El encargado de seguridad del edificio de la Seguridad Social llamó a la policía, que acudió al lugar de inmediato. La Policía Autonómica y Nacional calmaron a madre e hijo, que tras aclarar lo sucedido, se acercaron a una heladería cercana. 

Una pelea con historial

No es la primera vez que otras personas insultan o gritan a Alejandro Montero y a su madre en espacios públicos por no tener puesta la mascarilla, tal y como relataron en un reciente reportaje en La Región. Sin embargo, pertenecen a un grupo de personas que por prescripción médica están exentas de llevarla. 

En concreto, Alejandro sufre rinitis alérgica y las secuelas de una meningitis linfocitaria. Aurea padece asma y problemas de tensión, por lo que ambos tienen permiso para no usar mascarilla únicamente en exteriores.

Luis Prieto, jefe del servicio de salud de A Carballeira, advertía  también en el mismo reportaje, que "estar exento no significa salir a la calle sin la mascarilla en el bolsillo. La exención no tiene que ser absoluta". De hecho, Aurea López cuando acudió a comprar un helado ayer tras la pelea, sacó su mascarilla del bolso y se la puso para entrar en el establecimiento. Su hijo esperó fuera sin ella.

Por su parte, el reconocido neumólogo Joaquín Lamela considera que no es oportuno firmar ninguna excepción porque "es peor para la persona con problemas respiratorios, por el mayor riesgo que padecería si contrae covid".