Ourense

Coronavirus en Ourense: Las mascarillas caseras no sirven

Ourense

Coronavirus

Coronavirus en Ourense: Las mascarillas caseras no sirven

La solidaridad de muchas personas ante la falta de medios en tiempos de emergencia sanitaria no tiene debate. Sin embargo, médicos y farmacéuticos advierten sobre la confección de mascarillas de tela. 

¿Son realmente efectivas las mascarillas para frenar el contagio de coronavirus entre la población? ¿Sirven las de tela o algodón en ausencia de las primeras?

Desde el inicio del confinamiento generalizado el pasado sábado, día 14 de marzo, encontrar guantes, gel hidroalcohólico o mascarillas en las farmacias se ha convertido en una misión imposible. Del mismo modo, desde muchos hospitales del país aseguran que el material sanitario para combatir el coronavirus empieza a ser escaso. Es por esto por lo que cada día surgen nuevas iniciativas solidarias y que se hacen, sin lugar a duda, con la mejor de las intenciones. Sin embargo, es importante escuchar las indicaciones de los profesionales sanitarios y farmacéuticos en este punto. 

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

Desde algunas farmacias se ha difundido la "receta" para elaborar jabón desinfectante ante la escasez del ya envasado. Por otra parte, algunos talleres textiles han vuelto a encender su maquinaria para producir mascarillas de tela, acompañando a otras iniciativas públicas y particulares para paliar la escasez de barreras ante el coronavirus.

Sin embargo, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense advierten: "Este tipo de mascarillas que se alientan a elaborar de forma doméstica o incluso las de tela que están realizando algunos talleres de confección no cumplen con los criterios técnicos de fabricación que recomiendan las autoridades sanitarias". Añaden, del mismo modo, que "no garantizan en el mismo grado de posibilidades que las homologadas que no puedan producirse contagios. Por ello, es necesario cumplir al 100% con el resto de medidas propuestas estos días, particularmente, con la de distanciamiento social".

Cabe destacar que, con respecto a las mascarillas, existen dos grupos diferenciados. Por un lado están las quirúrgicas (de un solo uso) -habitualmente usadas por personal sanitario en condiciones normales o frente a una operación- y que evitarían en estos momentos que un posible afectado por coronavirus contagiase a los demás, pues filtraría el aire que exhala. Por el otro están las tipo FFP2, FFP3 o N95 (no utilizables más de cinco días) y que son las que, según puntualizan desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, recomiendan desde el Ministerio de Sanidad y la OMS específicamente, ya que son consideradas de alta protección, homologadas para retener partículas de hasta 0,6 micras y con una eficacia de filtración mínima del 92%. En este último caso, se trata de las mascarillas que necesitan los sanitarios que están en contacto con pacientes infectados con coronavirus ya que, principalmente, protegen a quien las usa a la hora de un posible contagio, aunque, además, pueden servir de barrera a la inversa, según las mismas fuentes y también médicas, en la voz del doctor Miguel Abad. 

El facultativo puntualiza que este tipo de mascarillas de tela "no han pasado unos test de calidad para ver si sirven a la hora de evitar una transmisión" y alerta de que "esa falsa seguridad" que puede generar el uso de estos elementos puede terminar "desviando la atención" de las recomendaciones fundamentales: el aislamiento, la distancia de seguridad y la higiene de manos. "La mascarilla quirúrgica evita que una persona infectada contagie, pero alguien ya diagnosticado no puede estar en la calle. Las mascarillas técnicas son para personal sanitario", expone Abad. "¿Por qué es importante la distancia? El virus, dada su estructura, es pesado. No se mantiene flotando en el aire mucho tiempo, sino que al ser expedido en las gotas de saliva de los estornudos o la tos, enseguida cae y se deposita sobre la superficie. Si tú mantienes una distancia de metro y medio o de dos metros con una persona, es muy difícil que al hablar o estornudar te llegue o le llegue el virus", añade. 

Según el médico, el gran problema radica en el contacto con las superficies y, posteriormente, con la cara, los ojos o la boca. "La utilidad de las mascarillas que se están haciendo, con toda la buena intención, pues bueno, no son mascarillas homologadas ni testadas, y probablemente sea como ponerse una pañoleta alrededor de la cara", asegura el facultativo. "Hay que lavarse las manos con un procedimiento más intenso y lo fundamental es el aislamiento. La mascarilla no puede ser la medida a tomar", añade.

Sobre la creencia de "mejor una mascarilla de tela a nada", el facultativo responde: "Yo creo que es lo mismo. La mascarilla de tela no va a evitar que tú te contagies. Si la llevas puesta y luego no tienes una higiene adecuada de manos es más fácil que te contagies. El contagio más habitual que se está dando en la comunidad no es respiratorio, sino por tocar cosas infectadas con el virus". 

Desde el Colegio de Farmacéuticos entienden "que en estos momentos exista cierta preocupación entre la población por la carencia de mascarillas y que surjan diferentes iniciativas que promuevan una elaboración más doméstica de este tipo de productos. Sin embargo, tanto el Ministerio de Sanidad como la OMS han recomendado que se utilicen modelos determinados -los de filtrado homologado-.

El Grupo Inditex quiso matizar que las mascarillas donadas "fueron compradas a China" no producidas por ellos mismos. Admiten que se pudo generar cierta confusión al decir que ponían a disposición del Gobierno de España su capacidad logística de fabricación y comercial, y en este caso lo que se está viendo es la posibilidad de usar las fábricas de Arteixo para producir material sanitario y, concretamente, batas protectoras.