Ourense

Multado el tren termal de Ourense: iba con la ITV caducada

Ourense

En la ciudad

Multado el tren termal de Ourense: iba con la ITV caducada

El tren termal a su paso por la Praza Maior (ÓSCAR PINAL).
photo_camera El tren termal a su paso por la Praza Maior (ÓSCAR PINAL).
El convoy habría estado circulando por la N-120 sin el permiso necesario

La Guardia Civil denunció esta semana al tren termal cuando circulaba por el kilómetro 574 de la N-120. Según fuentes del Instituto Armado, el convoy carece de una autorización complementaria de circulación necesaria para salir del casco urbano y tiene caducada la Inspección Técnica de Vehículos, por lo que estaría funcionando sin tener certificada su condición apta para el transporte de viajeros. 

 Sin embargo, el vehículo de la concesionaria Urbanos de Ourense  S.L . lleva transportando pasajeros  por vías externas a la ciudad desde que se puso en funcionamiento hace quince años. Pero no fue hasta ahora cuando se detectó que no llevaba permiso para circular por zonas interurbanas como la carretera de Vigo que llega hasta la Burga de Canedo, destino final del convoy.

Cada día el tren recorre siete kilómetros desde la Praza Maior a Chavasqueira, pasando por O Tinteiro, Muíño de Veiga, las termas de Outariz y Outariz y finalmente, Burga de Canedo. La otra opción de transporte público para llegar a las termas es a través de dos líneas de autobús ordinario que dan un servicio parcial: las líneas 26 y 5.

Esta situación se produce con un servicio que se está manteniendo en precario, debido a la caducidad del servicio. El contrato del transporte caducó en mayo de 2015 y, desde entonces, Urbanos de Ourense presta el servicio de forma precaria, ante la imposibilidad de los distintos gobiernos a la hora de redactar y sacar a concurso el pliego de contratación. 

Obsolescencia

Esta situación genera problemas cada vez más frecuentes de averías, debido a la antigüedad de la flota, que, como el propio Concello ha reconocido en diferentes ocasiones, que en algunos casos supera los 30 años. 

 Los servicios actualmente son obsoletos, pero al mantener el Concello en precario la concesión, siguen sin poder renovar la flota o readaptar el mapa de líneas. 

La concesión del transporte público es actualmente la que lleva en precario más tiempo, de todas las que tiene en esta situación el actual gobierno local. Otras son la limpieza viaria, que fue prorrogada dos años recientemente, la regulación semafórica o el servicio de aparcamiento regulado, entre otras, todas ellas con una importante repercusión para las arcas públicas cada año. 

Huelga a las puertas

Esta situación de obsolescencia del transporte urbano se produce, además, en el marco de una serie de paros parciales de los trabajadores del autobús urbano, que piden la firma de un nuevo convenio laboral. Ayer mismo, el comité de empresa aseguró que mantiene las intenciones de realizar una huelga total e indefinida a partir de este viernes, día 15, si antes no se llega a un acuerdo en un convenio colectivo que llevan un año negociando. 

El comité de huelga presentó ayer a la empresa una nueva propuesta que permita suspender la huelga, "moderando en dita proposta as expectativas iniciais", segñun las centrales sindicales. Esta propuesta fue trasladada también al concejal encargado de la movilidad, Telmo Ucha.

También registró el comité de empresa una propuesta de servicios mínimos, ante el inminente inicio de huelga indefinida, que deberá ser ahora examinado por el Concello de Ourense.