Ourense

Ourense vuelve a mediados de junio en la cifra de contagios de covid

Ourense

PANDEMIA

Ourense vuelve a mediados de junio en la cifra de contagios de covid

Vista panorámica del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, donde hay tres ingresados con covid-19 (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraVista panorámica del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, donde hay tres ingresados con covid-19 (ÓSCAR PINAL).
Dos nuevos positivos, sin relación entre ellos e importados, elevan a 26 los casos activos, sin afectar a los cuatro brotes actuales

Los positivos de covid-19 se han multiplicado por cuatro en tan solo una semana en Ourense y devuelven a la provincia a la situación que se vivía a mediados del mes de junio, con 26 casos activos, aunque con más hospitalizados –tres actualmente–, la cifra más alta desde el 1 de junio, cuando había también tres personas ingresadas con o la enfermedad. 

En la jornada de ayer, la Consellería de Sanidade daba cuenta de dos nuevos positivos, ambos importados y ajenos a los brotes de Carballiño –que sigue con tres miembros de una familia aislados– y Chandrexa de Queixa –que se mantiene con cuatro casos en un núcleo familiar del pueblo de Fitoiro–. A estos se suman los otros dos brotes activos, uno en Baños de Molgas con tres afectados, entre ellos una mujer de 79 años ingresada; y otro en Vilar de Barrio, con nueve positivos, entre ellos un matrimonio de nonagenarios que permanece hospitalizado.

El brote de Chandrexa de Queixa, el último en aparecer, en la tarde del domingo, no ha sumado nuevos positivos, después de que las pruebas PCR realizadas a los contactos estrechos de los cuatro casos importados de Aragón y Cataluña resultasen todos negativos, aunque deberán permanecer en cuarentena de 14 días monitorizados por el centro de seguimiento de Sanidade. 

El brote de Carballiño, también importado, procedente de un viajero de la República Dominicana, continúa sin nuevos positivos, si bien el Concello avanzaba ayer que "intensificaría" la a desinfección de espacios públicos por las noches. 

En cuanto a los dos nuevos contagios sumados ayer, y que elevan a 26 la cifra de casos actualmente en la provincia, son "illados e importados", uno de ellos llegado de la provincia de A Coruña, actualmente en estudio y "sen vinculación entre si". Ahora, se encuentran en pleno rastreo de sus contactos, que serán puestos en aislamiento.

Hace poco menos de un mes, el pasado 8 de julio, la provincia de  Ourense llegó a quedarse con un solo caso activo, siendo la que presentaba una menor afectación del virus en Galicia. Ahora, Santiago (24) y Ferrol (3) están por detrás. 

Necesidad del protocolo

A lo largo de las últimas 24 horas, se habían realizado 73 nuevas PCR en la provincia, de las cuales solo afloró ese par de nuevos positivos. Desde la Consellería de Sanidade incidieron en la necesidad e importancia de seguir el protocolo de registro obligatorio de los viajeros que llegan de territorios de alta incidencia de covid, para que las autoridades sanitarias puedan actuar "preventivamente e precozmente evitando a extensión de contaxios". 

18 casos por 100.000 vecinos durante tres días: línea roja

El área sanitaria de Ourense ha acumulado en los últimos tres días un total de 11 casos nuevos, todavía lejos del denominado nivel de alerta roja que marca el plan de rebrotes de la Consellería de Sanidade. Este plan, aprobado hace semanas, establece cuatro niveles epidemiológicos, y el último de ellos, de color rojo, plantea la restricción de movilidad y el control horario de establecimientos de ocio, es decir, como una vuelta a las fases 2 o 3 de la desescalada. Para que esto se produjera, debería haber 18 positivo o más por cada 100.000 habitantes en un lapso de 3 días a nivel comarcal, no municipal ni provincia.l Así pues, para vivir un aislamiento por comarcas, como ocurrió en A Mariña, en Carballiño, que registró tres casos en dos días, podría llegar al umbral de alerta roja si triplicase esos parámetros en la jornada de hoy, teniendo que asumir restricciones.

Todavía están lejos de ello en todas las comarcas, si bien cualquier repunte de casos es peligroso. En Chandrexa, perteneciente a Terra de Trives, la aparición de más casos obligaría a tomar medidas, obedeciendo a la poca población de la comarca, si bien, de momento, todos los contactos resultaron negativos.