Ourense

El retorno de los becados por Amancio Ortega: “Volveré"

Ourense

El retorno de los becados por Amancio Ortega: “Volveré"

Cristian Nóvoa, abajo en el centro, con su equipo de cross country.
photo_cameraCristian Nóvoa, abajo en el centro, con su equipo de cross country.
La Fundación fleta dos aviones para traer de EEUU y Canadá a los estudiantes, nueve ourensanos

Impotentes y tristes. Los nueve ourensanos becados en el curso 2019-2020 por la Fundación Amancio Ortega para estudiar 1º de Bachillerato en Estados Unidos y Canadá dejan hoy sus respectivas segundas familias y el sueño de un año escolar inolvidable, una experiencia de inmersión lingüística y cultural por la que pasan cada año 600 jóvenes tras unas  pruebas de selección. La fundación fleta dos aviones para traer a casa a sus becados en plena crisis sanitaria. Los chavales salen hoy desde Dallas y Toronto con destino Madrid.

Despedidas en tres días

“Non sei a que hora collo o avión nin como vou chegar a Dallas, pero sei que marcho. Estou moi triste”, dice al otro lado del teléfono Cristian Nóvoa, estudiante del IES Lagoa de Antela de Xinzo. Sabe que la decisión es por su bien, pero cuesta aceptarlo. Ayer este limiano hacía las maletas con el pesar de no despedirse de sus amigos y compañeros de clase. “Déronme tres días para despedirme. Non podo velos. Vaise pasar mal para decir adeus. Onte viñeron dous profesores a despedirse, ían vir dous amigos pero un estaba enfermo e o outro traballaba. Estou cabreado e triste”, dice el joven.
“A Fundación mandounos varios correos para que estiveramos calmados e dicindo que todo ía mellorar. Intentei manterme positivo ata que chegou outro correo o lunes dicindo que marchabamos”, dice Nóvoa desde Indiana.

Ana Díaz, primera por la izquierda, con sus amigos de Texas.

Ana Díaz, primera por la izquierda, con sus amigos de Texas. 

La preocupación de la familia no tardó en llegar. “Miña nai estaba preocupada pero díxenlle que mantivera a calma, que eu non ía ter problema porque son xoven, sano e vivimos no campo. Non quería asustala demasiado. Eu penso que volver non é o mellor agora mesmo, eu pasaría unhas semanas máis de cuarentena aquí pero é o que hai. Só podo estar triste”.
Nóvoa se promete volver a América, de hecho quiere estudiar una carrera universitaria allí. “Estou pensando en volver o ano que ven pola graduacion de meu irmán, a ver si poidera antes...pero é un pouco caro. Estou mirando becas e universidades para vir a estudar aquí a Estados Unidos. Sei que os volverei a ver. As miñas portas están abertas e as súas tamén”, dice. 

“Ahora que hice amigos.."

Ana Díaz, otra becada ourensana, lleva dos días apurando las despedidas. Esta estudiante del IES Otero Pedrayo fue destinada a Texas. “Mi hermanita americana iba a nacer el viernes y yo me voy”, se lamenta. Cuenta que “la experiencia fue genial, me da mucha pena. Me costó mucho hacer amigos al principio y ahora que tenía mi grupo, hacía planes...Me voy”. Cuando vio que otros compañeros extranjeros estaban siendo enviados a sus países, Ana comenzó a sospechar. “A todos los alemanes los estaban mandando volver. Nuestra organización en un principio nos dijo que no nos querían mandar a casa. Pero este lunes ya nos enviaron el correo de que volábamos hoy. Quiero volver. Todos me ofrecen su casa”.
Los ourensanos explican que volarán con todas las garantías: “Nos dijeron que llevaremos mascarillas y geles desinfectantes”, explican. Respecto al curso escolar, Ana Díaz explica que “no no sabemos si nos convalidarán el curso americano, si podré seguir con las clases online".