Ourense

La suplantación de perfiles en internet se duplicó en el 2019

Ourense

La suplantación de perfiles en internet se duplicó en el 2019

Las fuerzas de seguridad registraron 22 denuncias frente a las diez que se contabilizaron el año anterior

Las denuncias por suplantación de identidad en las distintas redes sociales se duplicaron a lo largo del 2019. Las fuerzas de seguridad registraron 22 frente a las diez contabilizadas el año anterior, según fuentes del Ministerio del Interior.


Este tipo de delito va en aumento. Solo durante el mes de diciembre, la Guardia Civil registró cinco denuncias de otros tantos ourensanos. En lo que va de año ya contabilizaron otras dos. En una de ellas, la víctima es una menor de Carballiño, a la que robaron su perfil para verter todo tipo de insultos y amenazas. Pero no es la única. Un vecino de Cortegada, de 52 años, también denunció que su hija, de 15 años, recibió amenazas e insultos después de que le usurparan su identidad en internet. En ambos casos, las páginas fueron cerradas y los agentes de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil recaban información con el objetivo de identificar a los delincuentes.


Las suplantaciones de identidad no son solamente para materializar insultos y amenazas. La Guardia Civil mantiene investigación para identificar a la persona que intentó extorsionar a un vecino de Vilariño de Conso, de 49 años. 

Los agentes no desvelaron el montante de dinero que solicitaba el delincuente, pero ya comprobaron que utilizó la identidad de otra persona (el caso está denunciado) para contactar con la víctima. Al ya es jefe de la Guardia Civil en Ourense, Manuel Javier Novo Colldefors, reconoció el pasado viernes un incremento en los delitos a través de internet. En este sentido, instó a la población a extremar todas las medidas de seguridad a la hora de navegar por la red, no entrar en paginas que resulten sospechosas "o contactar y entablar amistad con desconocidos", aseguró.

Identidades falsas
Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional investigan cada una de las denuncias por suplantación de identidad en internet. "Este tipo de delitos, al igual que las estafas bancarias, son muy difíciles de esclarecer porque hay que pedir datos a las distintas plataformas y esto dificulta las pesquisas. Las empresas tienen sus bases en países extranjeros y, salvo que se trate de  un delito grave, no suelen  ofrecer mucha colaboración", afirmaron fuentes del Instituto Armado.

Las fuerzas de seguridad, además de las suplantaciones de identidad, advierten de que los ciberdelincuentes también suelen crear perfiles falsos. En este sentido, recuerdan el chantaje a que fueron sometidos  el verano pasado un vecino de Allariz (pago 7.000 euros) y otro de Porqueira (entregó 4.000) después de conocer a sendas  mujeres a través de una red social. 

Una, la que contactó con el alaricano,  le robó fotografías eróticas  y lo amenazó con hacerlas públicas si no le entregaba el dinero. En el caso de Porqueira, le envió el dinero, tras formalizar una relación de matrimonio, para viajar a  A Limia y preparar la boda. 

La Guardia Civil detuvo el pasado mes de octubre a un  aragonés tras simular otra identidad para estafar a una vecina de Cualedro.