ELECCIONES EUROPEAS 9J

Tan solo seis vecindarios se le resistieron al PP en la ciudad de Ourense

Elecciones europeas en Ourense
photo_camera Elecciones europeas en Ourense.

Los populares arrasan en el mapa urbano de la ciudad de Ourense y arrinconan el rojo de 2019, cuando triunfó el PSOE

El Partido Popular tiñó de azul el mapa del voto por barrios este domingo. La formación dirigida por Alberto Núñez Feijóo fue la más votada en la práctica totalidad de vecindarios de la ciudad. No obstante, seis secciones censales se le resistieron.

El Partido Socialista aguantó el arreón popular en el entorno del Sexto Instituto y en las calles Río Camba, Río Cenza , Río Arnoia, Río Navea y Alejandro Pedrosa, en O Vinteún; en San Rosendo y San Paio, en A Ponte; en el sur de San Francisco y en Seixalbo. En las seis secciones censales conformadas por estas zonas, el PSOE consiguió defender la primera posición de 2019, año en el que se celebraron las últimas elecciones europeas.

Por aquel entonces, los socialistas tiñeron de rojo casi todo el callejero urbano. El PP solo pudo retener la condición de lista más votada en el centro, Santa Mariña y Santa Cruz de Arrabaldo. Las tornas cambiaron en los comicios de este domingo, en los que los populares conquistaron la práctica totalidad del mapa municipal aupados por la desaparición de Ciudadanos, cuya competencia les costó parte del voto hace cinco años.

El PP hizo del centro su fuerte, puesto que en alguna sección censal incluso se rozó el 60% de los sufragios emitidos

En esta ocasión, el PP cosechó votos especialmente en zonas como el centro. En algunos vecindarios consiguió superar el 50% e incluso aproximarse al 60% con una amplia mayoría de los sufragios. En Paz Nóvoa, Concejo y San Lázaro, el corazón urbano, alcanzó el 57,8% de las papeletas, y en el Casco Vello Norte, el 58,2%.

Precisamente, el centro fue uno de los bastiones de Se Acabó la Fiesta, la agrupación de electores constituida por Alvise Pérez. Donde más porcentaje de votos pescó fue en las calles Concordia y Paseo, con un 5,7%. En buena parte de la ciudad, Alvise quedó por delante de Sumar y Podemos estableciéndose como quinta fuerza, solo por detrás de PP, PSOE, BNG y Vox.

La coalición del BNG (Agora Repúblicas) se situó entre el 10% y el 15% en la mayoría de secciones censales. Hubo excepciones como Covadonga, Santa Mariña, Cudeiro o varias secciones del centro, en las que sus apoyos cayeron por debajo de ese 10%.

En cuanto a bloques, la suma de los partidos de derecha fue dominante. Los partidos de izquierda computaron más votos en la mayoría de secciones de O Vinteún, A Ponte, O Couto y O Polvorín. En Seixalbo integraron casi el 60% de los votos.

Un factor relevante de los comicios fue la abstención. El número de votantes en 2019 fue elevado para la tónica general de unas elecciones europeas, porque por aquel entonces habían coincidido con las municipales. Ahora, en solitario, la participación cayó. Entre los vecindarios donde menos electores acudieron a las urnas están O Polvorín y A Cuña, así como partes de A Carballeira y San Francisco, mientras que las secciones más movilizadas fueron las del centro.

El Bloque se hizo fuerte en Allariz y la abstención cundió en Viana do Bolo

El mapa de secciones censales arroja un azul mayoritario, con el Partido Popular siendo la lista más votada en la mayoría de divisiones territoriales. No obstante, existen algunas excepciones reseñables. Una de ellas es el casco urbano de Allariz. En las dos secciones en las que está dividido el corazón del municipio, el BNG consiguió hacerse fuerte y quedar como primera fuerza. En el oeste, su coalición Agora Repúblicas cosechó el 31,6% de los votos, y en el este, el 37,8%. No impidió que el PP se hiciese con el triunfo a nivel municipal, aunque con el menor porcentaje en los que salió vencedor, con solo un 33,8%.

Más allá de Vilar de Santos, donde también ganó el BNG (39,6%), el resto de secciones fueron del PP. Salvo algunas. Además de las mencionadas de la ciudad, así como los concellos de Entrimo y Calvos de Randín, hubo otras dos en las que el PSOE resistió en primer lugar. Es el caso de Francelos y Prexigueiro, en Ribadavia; y A Rúa Vella y Somoza, en A Rúa.

Repasando los porcentajes de abstención, el concello donde menos votantes se movilizaron fue Viana do Bolo, donde solo acudió al colegio electoral el 41,6% de los electores. Otros datos bajos de participación se registraron en concellos como A Mezquita, donde solo ejercieron su derecho al sufragio el 43,1% de los vecinos. El contraste se pudo comprobar en Muíños, donde se presentó ante las urnas el 70,7% del censo de ese municipio.

Te puede interesar