Sociedad

Una familia sevillana denuncia al youtuber Javier Oliveira por acoso e insultos

Sociedad

INTERNET

Una familia sevillana denuncia al youtuber Javier Oliveira por acoso e insultos

El youtuber Javier Oliveira.
photo_camera El youtuber Javier Oliveira.
La youtuber Miare y su familia demandaron al joven sevillano por iniciar "una campaña de desprestigio" contra ellos con vídeos diarios con insultos y vejaciones

El Juzgado mixto número 4 de San Feliú de Llobregat (Barcelona) ha aceptado a trámite la demanda interpuesta por la representación legal de María Rubio, de 22 años, conocida en Internet por el nombre de Miare, y su madre, Antonia Sánchez, el `youtuber` sevillano Javier Oliveira, al que acusan de, durante meses y con una periodicidad casi diaria, haber publicado decenas de vídeos plagados de insultos contra madre e hija desde su canal, en el que tiene 250.000 suscriptores.

En la demanda se acusa el `youtuber` de haber emprendido "una campaña de desprestigio" contra las demandantes" que dura varios meses, "con una cascada de vídeos incesante, repetitiva y cuasi-obsesiva en la que les dirige todo tipo de insultos", por lo que pide que se le procese por un delito de intromisión ilegítima en el honor de madre e hija.

Asimismo, la demanda añade que el `youtuber` habría convertido su espacio en una suerte de canal temático sobre las dos demandantes, desde el que incesantemente desgrana sus vidas mientras las insulta llamándolas `sinvergüenzas`, `malas personas` o `fracasadas`, entre otros apelativos.

La demanda, interpuesta por el letrado David Bravo, quien llevó el casos de portavoz de Facua, Rubén Sánchez, contra Ausbanc, apela a la conocida doctrina del Tribunal Constitucional que rechaza la existencia de un pretendido derecho al insulto y que califica como vulneración del derecho al honor las expresiones objetivamente injuriosas e innecesarias para transmitir la opinión o información que se desee manifestar.

Con todo, los demandantes solicitan la cantidad de 60.000 euros, el cese de la conducta difamatoria, la lectura por el `youtuber` demandado del fallo de la sentencia desde su canal semanalmente durante un mes y el pago de las costas del procedimiento.