Valdeorras

El castro de Valencia do Sil será objeto de nuevos estudios

Valdeorras

Patrimonio

El castro de Valencia do Sil será objeto de nuevos estudios

Celtia Rodríguez, Mario Fernández, José Fernández, Aurelio Blanco y Santiago Ferrer.
photo_cameraCeltia Rodríguez, Mario Fernández, José Fernández, Aurelio Blanco y Santiago Ferrer.
Varios colectivos valdeorreses reclaman el apoyo a las administraciones para su patrimonio

La presentación de los trabajos realizados en el castro de Valencia do Sil (Vilamartín de Valdeorras) fue aprovechado para reclamar el apoyo de las administraciones y continuar investigando el patrimonio histórico valdeorrés. "As administracións non poden dar a espalda pois iría en perxuizo de todos", expuso Aurelio Blanco Trincado, presidente del Instituto de Estudios Valdeorreses (IEV). Recordó que de esta entidad cultural surgió la Asociación de Amigos del Museo, "a única asociación de amigos do museo que non ten museo", insistió.

La reivindicación fue planteada en un abarrotado centro social Santa Lucía, de Vilamartín. El público acudió para conocer el resultado de los trabajos arqueológicos realizados en los últimos meses en el castro de Valencia do Sil por el colectivo Sputnik Labrego, con apoyo del Concello, Universidad de Santiago de Compostela, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), Estela Arqueoloxía, Sincrisis, Instituto de Estudios Valdeorreses y Gipypac.

En este escenario, José Fernández Pérez, titular de la sección de Arqueología del IEV, también reclamó un mayor apoyo para la investigación del pasado y, en particular, de las alvarizas de Vilamartín. "Hai que facer un inventario e protexelas. Dende fai pouco, son Patrimonio da Humanidade". expuso.

El arqueólogo de Vilamartín Santiago Ferrer Sierra, a su vez, describió brevemente los últimos trabajos de excavación realizados en el castro de Valencia do Sil. A continuación, insistió en la necesidad de continuarlos. "Sería interesante facer unha investigación na coroa, na zona de arriba", dijo.

La cita continuó con las explicaciones de Celtia Rodríguez González, investigadora de la Universidad de Santiago de Compostela, acerca del proceso seguido en el castro vilamartinés, el cual debería continuar en los próximos meses, según expuso Mario Fernández Pereiro, doctor en Arqueología de la USC. Este arqueólogo abogó por investigar la extensión del yacimiento arqueológico, cuya construcción situó entre los siglos IV y V, en pleno declive del Imperio Romano. Dijo que, según los cálculos que maneja, la superficie excavada no alcanza el 1 % de las 3,5 hectáreas calculadas. También subrayó la conveniencia de consolidar y conservar los restos recuperados y poner en valor el lugar, mediante paneles informativos o iniciativas similares.

En la cita de Vilamartín también se habló de hallazgos, como el de una losa de pizarra de cubierta, la más antigua encontrada en la comarca de Valdeorras, cuya economía gira en torno a la producción de esta roca. De las habitaciones que, en la década de 1960 comenzó a investigar el colectivo barquense "Os Escarvadores", también fueron retiradas varias piezas de cerámica y diferentes monedas, así como mobiliario de piedra que podría formar parte de un telar. Este hallazgo parece indicar que el edificio tenía una zona de producción, según expuso Celtia Rodríguez.

Más en Valdeorras