Valdeorras

Los habitantes de Valdeorras no podrán entrar en Ponferrada, que serán confinados

Valdeorras

Los habitantes de Valdeorras no podrán entrar en Ponferrada, que serán confinados

Los vecinos de Valdeorras volverán a sufrir los perjuicios de las restricciones de movilidad. Los 65.000 vecinos de Ponferrada, la capital de la comarca leonesa del Bierzo, estarán confinados desde el viernes según ha comunicado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, al alcalde del municipio, Olegario Ramón, ante el aumento de contagios que superan los 500 casos por 100.000 habitantes, lo que priva a los habitantes de la comarca ourensana de uno de sus puntos de abastecimiento y entretenimiento más habituales.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha trasladado el anuncio del confinamiento y ha pedido a toda la población el "riguroso cumplimiento de las recomendaciones efectuadas por las autoridades sanitarias integrantes del llamado Comité de Desescalada, y recogidas en el bando del alcalde que se publicó el pasado 19 de octubre".

"Aunque pueda parecer reiterativo, las medidas de lavado de manos, distanciamiento interpersonal y uso de mascarilla son fundamentales para combatir esta pandemia", ha insistido el Ayuntamiento.

El consistorio ha sostenido que los vecinos "han hecho un gran esfuerzo en la lucha contra la expansión de la COVID-19 y el resultado es que los datos han sido hasta ahora, y son actualmente, mejores que en muchos otros territorios de características similares".

No obstante, precisa que, sin embargo, "está segunda oleada de la pandemia está azotando a todos las regiones de todos los países del mundo y, especialmente, de Europa, y lamentablemente en esto Ponferrada y El Bierzo no son una excepción".

Abunda en que "solo extremando las medidas de prevención y seguridad sanitaria se conseguirá doblegar la curva de expansión de los contagios y retornar poco a poco a la situación de mejoría que se estaba viviendo antes de que se desatara la segunda oleada".

"Por ello es preciso apelar a la responsabilidad y a la solidaridad de todas las personas, con independencia de su edad, porque esa solidaridad y esa responsabilidad salvan vidas", concluye el comunicado.

Con Ponferrada, las medidas de confinamiento afectarán a las tres principales ciudades leonesas, ya que también están confinadas su capital y San Andrés de Rabanedo, por lo que en total son 219.000 los leoneses con medidas restrictivas en su movilidad, el 47,6 por ciento del total de los habitantes de esa provincia.

Y en el total de Castilla y León, con Ponferrada se elevan a más de 683.000 los ciudadanos confinados, el 28,45 por ciento de sus habitantes, incluidos los de las capitales de Salamanca, Palencia y Burgos, y de los municipios burgaleses de Miranda de Ebro y Aranda de Duero.

Más en Valdeorras