Valdeorras

Los hallazgos arqueológicos impulsan el interés turístico en Valdeorras

Valdeorras

Turismo

Los hallazgos arqueológicos impulsan el interés turístico en Valdeorras

Varios arqueólogos trabajan en el castro de Valencia do Sil.
photo_cameraVarios arqueólogos trabajan en el castro de Valencia do Sil.
Los trabajos de Sputnik Labrego en Casaio y Valencia do Sil continuarán en Santa María de Mones

El colectivo Sputnik Labrego puso de moda el patrimonio valdeorrés. Los trabajos desarrollados al amparo del Incipit (Iinstituto de Ciencias del Patrimonio), del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) recuperaron los tesoros arqueológicos de la comarca, a los que añadieron nuevos hallazgos. Su labor propició que ya se oigan voces reclamando su aprovechamiento para el turismo.

"Entiendo que desde fuera de Valdeorras empieza a haber interés por este patrimonio. Posee todos los elementos para ofrecer un discurso histórico", comentó el coordinador del proyecto, Carlos Tejerizo. "Concellos con menos recursos que nós viven do turismo arqueolóxico", afirmó José Fernández, presidente de la sección de Arqueología del Instituto de Estudios Valdeorreses (IEV)."¡Ojalá lo pongan en valor y no lo tapen! Los turistas de Las Médulas podrían acercarse", corroboró Montse Rodríguez, vicepresidente de la Ruta do Viño y responsable del hotel-monumento Pazo do Castro.

Gracias a Sputnik Labrego, los vecinos de Casaio (Carballeda de Valdeorras) podrán presumir de meses de poseer dos bienes de interés cultural (BIC) en cuestión de meses. Uno ya fue declarado por la Xunta: las pinturas rupestres de Pala de Cabras, datadas en el Neolítico (hace 6.000 años), y que ya poseen esta medida de protección. Además, a mediados de 2020 podría ser BIC la mina de wolframio de Valborraz, explotada en tres etapas entre 1913 y 1963 y cuyo expediente está siendo redactado. 

Los historiadores y arqueólogos del proyecto también promovieron otras investigaciones: de las alvarizas (colmenares de piedra de los que ya hay constancia en el siglo XVIII), de Casaio, del castro vilamartinés de Valencia do Sil (datado en el siglo IV) o en los chozos de la guerrilla antifranquista (construidos en la postguerra).



Buscando la ciudad de Calúbriga en Petín

Los integrantes de Sputnik Labrego volverán a Valdeorras en enero. Su regreso pretende continuar la investigación en el yacimiento de Valencia do Sil, si bien, no se descartan otros trabajos futuros. El que quizá despertó un mayor interés es el que pretenden realizar en la zona donde se levanta la iglesia románica de Santa María de Mones.

La tesis manejada por algunos historiadores dice que fue levantada sobre Calúbriga, la ciudad que habitaron los Guigurros, el pueblo que da nombre a Valdeorras. "Habría que estudiarlo, pero tiene mucho potencial", explicó Carlos Tejerizo. "Está cerca de la Vía XVIII e abarca unha zona moi grande. Podería ser anterior a Valencia do Sli" comentó José Fernández.